El Reino Unido centró este viernes todos los focos mundiales por su decisión de abandonar la Unión Europea

10

Turismo, exportaciones industriales e inversiones inmobiliarias. Son los tres principales campos en los que la salida del Reino Unido de la Unión Europea se dejará notar en Menorca, una de las regiones españolas más influenciadas por la economía británica. Los expertos en economía y turismo expresan incertidumbre a largo plazo y una certeza a corto, la devaluación de la libra y su efecto inmediato en los ingresos de importantes sectores de la Isla.

Los análisis coinciden en señalar que la pérdida de poder adquisitivo de los británicos provocará con carácter inmediato un descenso del gasto turístico del mercado que mayor desembolso hace en la Isla: «El gasto en el destino se va a notar», explica el presidente de Artiem Hotels, José Guillermo Díaz Montañés, quien, no obstante, explica que en materia de llegadas, julio y agosto están garantizados, aunque podría haber problemas «a partir de septiembre y octubre».

«Los turistas se encontrarán que hoy mismo Menorca les resulta más caro», añade Antoni Riera, economista de la Fundación Impulsa Balears. Por su parte, el presidente de la Asociación Hotelera de Menorca (Ashome), Luis Casals, muestra su «preocupación» y explica que esa afectación a corto plazo se dejará notar «en los gastos 'extra' tanto de servicios añadidos dentro del hotel, como, sobre todo, en la oferta complementaria».

Casals no está tan preocupado por las llegadas esta temporada ni la siguiente: «Los contratos con los turoperadores están cerrados», aclara, un dato importante teniendo en cuenta que, explica, «entre un 80 y un 85 por ciento de los británicos que llegan a la Isla lo hacen con paquetes vacacionales que se compran con antelación. Un encarecimiento del destino podría ser absorbido por los turoperadores.