9.000 menorquines tienen una retribución anual media de 8.000 euros | Josep Bagur Torres

31

Un estudio del Obsam presentado ayer en las «II Jornades d'habitatge» organizadas por el Consell concluye que -utilizando los indicadores recogidos en la tasa Arope- Menorca ha sufrido un aumento de la población en riesgo de pobreza, que ha pasado del 24 por ciento antes de la crisis al 26 en 2014, dos puntos más que el dato balear. Equivale a unas 24.000 personas, la cuarta parte de la población de derecho de la Isla. También resulta alarmante el índice de población que sufre exclusión social severa, unos 11.000 habitantes, el 16 por ciento.

Esas cifras son consecuencia, entre otros factores, del bajo nivel salarial, ya que con datos del año pasado, 9.000 menorquines tienen una retribución anual media de 8.000 euros. Los datos de 2010 revelan que el porcentaje de hogares en los que el sustentador principal cobra menos de mil euros al mes es del 15 por ciento. Supone que una parte significativa de la población encuentra así serias dificultades para acceder de forma asequible a una vivienda.

A pesar de esas dificultades, tres de cada cuatro menorquines vive en una vivienda familiar en propiedad, aunque a costa del endeudamiento y de un notable esfuerzo financiero, ya que el 32 por ciento de los hogares de la Isla la tienen en mayor o menor medida pendiente de pago esa propiedad. En 2006 se firmaron 5.454 hipotecas por un importe global de 900.000 euros y en 2015, 1.108 por 125.000. Desde 2011 la cifra siempre ha estado por debajo de las 2.000 hipotecas en un año. El trabajo pone de manifiesto que el esfuerzo financiero en la comunidad balear para la compra de vivienda es superior a la media española.

[Lea la noticia completa en la edición impresa o en Kiosko y Más o My News]