Poca concurrencia. La asamblea celebrada este sábado por la mañana en la Biblioteca de Maó contó con la presencia de una decena de estudiantes. La lluvia, sin duda, no fomentó la participación en esta reunión | Gemma Andreu

15

La asamblea de Joves per la Pública, celebrada este sábado por la mañana en la Biblioteca de Maó, acordó llevar a cabo próximamente acciones de protesta para reinvidicar mejoras definitivas en los sistemas de climatización de los institutos de la Isla. La reunió contó con la presencia de una decena de estudiantes, sobre todo de la zona de Maó.

Según explican sus portavoces, el acuerdo adoptado es hacer visible su malestar con movilizaciones en un corto espacio de tiempo. Todo apunta a que se realizará una huelga. Así se decidió este sábado por la mañana, aunque no se concretó el formato ni su duración. Los estudiantes prefieren reunirse en primer lugar en los institutos y con los sindicatos de profesores, a los que pretenden implicar en estas acciones de protesta. «Queremos ir todos juntos», indican.

Durante la reunión se constató que las soluciones que se han adoptado en los últimos días, y en los últimos años, en los distintos institutos son provisionales, simples apaños, por lo que reclaman medidas de carácter definitivo que impidan la repetición de las deficiencias en los próximos inviernos.

En la asamblea también hicieron constar que el mal estado de algunas calderas pone incluso en riesgo su seguridad y su salud. Rememoraron los incidendetes de hace unos pocos años con la caldera del IES Cap de Llevant, cuando el centro tuvo que ser evacuado por la gran presencia de humo. Fue en noviembre de 2014. Su sensación de incertidumbre respecto a esta instalación persiste.