Los humedales aprueban con nota

Un informe del Obsam constata que Menorca se mantiene en estado óptimo como lugar de refugio de aves acuáticas en invierno

| |

Valorar:
preload
Vista de la laguna de S’Albufera des Grau, la zona húmeda más extensa, parque natural y núcleo de la Reserva de Biosfera

Vista de la laguna de S’Albufera des Grau, la zona húmeda más extensa, parque natural y núcleo de la Reserva de Biosfera

19-07-2012 | Gemma Andreu

Las zonas húmedas de Menorca se encuentran en un buen estado de conservación. Los principales indicadores de aves acuáticas que pasan el invierno en la Isla, basados en el número de ejemplares, de especies así como la diversidad (la proporción de individuos por cada especie) así lo demuestran, según se recoge en el informe sobre biodiversidad publicado por el Observatori Sociambiental de Menorca (Obsam).

Con datos proporcionados por el Grup Balear d'Ornitologia (GOB) y la Societat Ornitològica de Menorca (SOM), el observatorio afirma que «las poblaciones de aves acuáticas invernantes se encuentran en un buen estado» y añade que, al tratarse de especies migrantes, «se puede pensar que estos 'turistas de invierno' encuentran, en general, unas condiciones adecuadas en las zonas húmedas de Menorca».

Estos lugares fundamentales para las aves que encuentran refugio en Menorca, durante una época difícil del año, son por orden de extensión, S'Albufera des Grau, el Prat de Lluriac y Tirant, el Prat de Son Bou, Son Saura del Nord, Salinas y puerto de Fornells, y las dos antiguas salinas Addaia-Mongofra, con una amplia zona intermareal.

La presencia de aves significa que se mantienen en un buen estado general, con características naturales que favorecen un grupo u otro de aves acuáticas. El informe indica que este año se ha detectado un incremento notable de aves en Son Bou y un cierto descenso en Son Saura del Nord «pero eso no nos debe preocupar», señala el Obsam, «ya que sabemos que las zonas húmedas de Menorca funciona como un sistema interconectado con un continuo intercambio de ejemplares». Lo importante, añade, «es el conjunto y las tendencias a lo largo de los años». En 2017 se han censado 5.447 aves de 60 especies, con un total de once zonas muestreadas. La cifra supone un aumento de más de un millar de aves respecto a 2007.

Medidas como la regulación de la caza en las zonas húmedas es uno de los factores que ha influido en el incremento y recuperación de las anátidas de superficie (patos, ocas, silbón europeo, azulón). Se trata de la especie más numerosa en tres importantes humedales como S'Albufera des Grau, Lluriac y Son Saura. Se observa asimismo una evolución positiva, de los años 90 a la actualidad, de especies como las aves ictiófagas y ardeidas (consumidoras de pequeños peces, anfibios y reptiles), aunque las anátidas buceadoras (rabassot o porrón), los rálidos (focha, rascón) y limícolas (avefría, chorlitejo, chorlito común), en general, aún no se han recuperado del descenso que experimentaron en la década de los 80.

Las principales zonas húmedas

Superficie (hectáreas) Censo 2017 Especie más representativa

1- S'Albufera des Grau 140 3.682 Rálidos (56%)

2- Prat de Lluriac-Tirant 100 476 Anátidas superficie (47%)

3- Prat de Son Bou 80 501 Anátidas superficie (59%)

4- Son Saura del Nord 40 181 Anátidas superficie (59%)

5- Puerto-salinas Fornells 35 52 Limícolas (51%)

6- Addaia-Mongofra 32 255 Rálidas (53%)

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Turistas
Hace un año

Estos siempre de turistas.

Valoración:0menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1