Milà hace los deberes y evita instalar una planta de ósmosis

El Govern levanta la medida porque el tratamiento de lixiviados mejora

|

Valorar:
El vertedero de Milà implantará otro sistema para mejorar el tratamiento de lixiviados y que la depuradora rinda

El vertedero de Milà implantará otro sistema para mejorar el tratamiento de lixiviados y que la depuradora rinda

Los esfuerzos para que el vertedero de Milà ponga fin a sus problemas empiezan a dar frutos. La Comisión Balear de Medio Ambiente obligó en abril al Consorcio de Residuos y Energía a instalar en la planta depuradora de lixiviados una fase de ósmosis (suponía instalar una segunda depuradora) en un plazo de dos meses, puesto que ésta no daba el rendimiento deseado, además de que el tratamiento de los lixiviados (las aguas contaminantes del vertedero) no era ni suficiente ni correcto. Ahora el organismo autonómico levanta esta medida provisional después de que el Consorcio demostrara que se está trabajando en mejorar el tratamiento obteniendo ya resultados positivos, a pesar de su complejidad. Por tanto, Medio Ambiente avala que no es necesaria la instalación de esta tecnología. La Comisión Balear de Medio Ambiente lo aprobará este jueves en el pleno.

La directora insular de Reserva de Biosfera, Irene Estaún, explica que el Consorcio alegó contra el acuerdo de Medio Ambiente con un escrito en el que se aportaba más información y se constataba que se han introducido mejoras, y que están dando resultados «pero que necesitábamos más tiempo para ver si eran solo puntuales o ya marcaban una tendencia». Y valora los esfuerzos de la gestora de las instalaciones que es quien está logrando mejoras.

Irene Estaún indica que la fase de ósmosis «no es una panacea», de ahí que Consorcio y la UTE Es Milà están buscando tratamientos alternativos que permitan una solución. La ósmosis es el sistema que establece el Plan Director de Residuos, pero hay dudas de su efectividad para este tipo de plantas depuradoras. E indica que la gestora de Milà valora implantar otras tecnologías para poder comprobar si son efectivas.

La Comisión ahora levanta la medida pero obliga a remitir mensualmente analíticas que permitan llevar un control. «No bajamos la guardia, seguimos trabajando, pero este levantamiento es un paso más», agrega Estaún.

Esta medida provisional era complementaria al inicio de un expediente sancionador por este tratamiento de lixiviados incorrecto. En este caso, el procedimiento sigue activo. Cabe recordar que Medio Ambiente abrió en abril expediente por una infracción grave al incumplir las condiciones establecidas para el tratamiento de estos líquidos.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.