La procesionaria del pino amenaza la zona reforestada de Es Milocar

El Govern ha aplicado un tratamiento terrestre para reducir el impacto de la plaga silenciosa

| |

Valorar:
preload
A1-3315499.jpg

Imagen de archivo de la replantación de la zona de Es Milocar tras el incendio de 2006.

01-08-2011 | Archivo

La procesionaria, la plaga silenciosa que deshoja los pinos ampliamente extendida en la Isla, afecta también a la zona de Es Milocar, en concreto, a la replantación del pinus pinaster que se llevó a cabo tras el incendio que azotó esta zona en agosto de 2006. Se quemaron 142 hectáreas. Pero una vez regenerada la zona, ahora es la procesionaria del pino la que amenaza la población de pinos. El departamento de Sanidad Forestal del Govern confirma que en esta zona existe una expansión de la infestación de esta plaga.

Ante esta circunstancia, el Govern ha decidido aplicar un tratamiento terrestre con un producto fitosanitario, inocuo para el resto de especies, con el que minimizar los posibles casos de urticarias y reacciones alérgicas, preservar la biodiversidad del paisaje, mejorar el estado de los pinos y disminuir el grave impacto visual en el bosque que causan las defoliaciones y los bolsones.

El departamento de Medio Ambiente del Govern informa que el tratamiento ya fue aplicado la semana pasada en esta zona de Es Milocar. Además, el Ibanat ha llevado a cabo una segunda actuación en este sentido. Y es que, aprovechando trabajos de desbroce en las fincas de S'Arangí y Es Pinaret, se han eliminado de forma manual las primeras bolsas de procesionaria, una tarea que seguirán realizando a lo largo de las próximas semanas.

El proyecto elaborado por el Govern para poder aplicar este tratamiento especifica que en Es Milocar se actúa en la zona repoblada y un perímetro de 100 metros a su alrededor, tal como lo solicitó el Servicio de Protección de Especies.

Cabe indicar que el mapa que elabora el Govern entre febrero y marzo -cuando las orugas ya se han enterrado, y refleja la intensidad del daño por este insecto- enseña un incremento de las hectáreas afectadas en la Isla por el nivel 4 de una escala de cinco. Pasa de las 151 hectáreas afectadas en 2016 a las 659 de este año.

La Isla se libra aún de la mayor afectación posible, la considerada de rango cinco, aunque los otros cuatro eslabones incrementan. En algunos niveles prácticamente se duplican las hectáreas afectadas. No hay nivel cero, por lo que su presencia está extendida a todo el pinar.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Observador
Hace un año

La mejor campaña para controlar la procesionaria de una forma totalmente ecológica y efectiva sería incrementar la población de abubillas (para nosotros "puputs", nombre científico "upupa epops"). La abubilla es el mayor depredador natural de la oruga procesionaria. ¿Sería posible su cría en cautividad para su reintroducción en estos hábitats?

Valoración:menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1