Menorca contará con un avión ambulancia las 24 horas, con sede en el aeropuerto

En breve, posiblemente en pocas semanas, se adjudicará el nuevo contrato del servicio de transporte sanitario aéreo de Balears, que reafirma el compromiso del IB-Salut de que Menorca siga contando con una avión ambulancia las 24 horas de los 365 días del año, un servicio que se instauró en abril de 2016.

En el nuevo concurso se han presentado dos empresas, según informa la Conselleria de Salud, que optan a gestionar durante cuatro años (prorrogables a dos más) el servicio de transporte sanitario aéreo de las Islas por un importe de 25,53 millones de euros. En principio la nueva adjudicataria tenía que empezar el servicio el 1 de enero, aunque acumula un ligero retraso. Hasta que no se adjudique el nuevo contrato el servicio lo seguirá ofreciendo la actual concesionaria, la empresa Babcock MCS España (antes llamada Inaer).

Las prescripciones técnicas que rigen el nuevo concurso incorporan varias novedades respecto al anterior contrato. Determina, igual que antes, que Menorca contará con un avión ambulancia las 24 horas, con sede en el aeropuerto. Habrá otra avioneta en Mallorca y un helicóptero para las Pitiüses, y otro helicóptero (de emergencia) para Mallorca. Como novedad, las aeronaves no podrán tener una antigüedad superior a los 10 años, cuando antes el máximo eran 15 años.

El nuevo contrato también determina que en Menorca en el caso de traslados urgentes no demorables, la tripulación «dispondrá de 30 minutos» desde que el enfermo salga del hospital para estar «a disposición del paciente, a pie de aeronave, preparados para el despegue».

La avioneta debe tener una cabina de 7,5 metros cúbicos y espacio suficiente para que en su interior se puedan desplazar dos enfermos en camilla (antes solo se exigía capacidad para uno). Asimismo, exige una capacidad para ocho personas (incluida tripulación) y suficiente espacio para que se puedan trasladar pacientes obesos o equipos voluminosos como una incubadora (de 150 kilos) para neonatos.

La avioneta tiene que estar dotada de un monitor desfibrilador, un cardiocompresor torácico, un respirador volumétrico, bombas de perfusión, aspirador de secreciones, vídeo laringoscopio, calentador de fluidoterapia, monitor de medición de profundidad de sedación y un ecógrafo portátil.

Salud exige que la autonomía de vuelo del avión sea de 2,5 horas, el tiempo suficiente para llegar a cualquier punto de la Península y a las principales ciudades europeas.

La concesionaria tiene que contratar a los pilotos. En cada vuelo tiene que haber un comandante y un piloto segundo. La adjudicataria también se encarga del mantenimiento y de la limpieza. El personal sanitario lo pone el IB-Salut. La concesionaria está obligada a subrogar el personal, que en el caso de Menorca está compuesto por seis pilotos y dos técnicos de mantenimiento.