El GOB inicia el censo anual de aves acuáticas en Balears

|

Valorar:

El grupo ecologista GOB está coordinando los trabajos para elaborar el censo anual de aves acuáticas y limícolas en Balears, indicadoras de la calidad de las zonas húmedas.

El censo se está llevando a cabo en el marco de un seguimiento organizado por «Wetlands International» que se hace a nivel mundial desde hace más de 50 años y en el que en la actualidad participan 180 países, ha informado el GOB en un comunicado.

En Balears, los recuentos se están realizando en las cuatro islas grandes y mediante visitas a unas 60 zonas húmedas, con la participación de más de un centenar de ornitólogos. Además del GOB, también participan la Sociedad Ornitológica de Menorca y la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca en el caso de los espacios naturales protegidos.

Las fechas prioritarias para el censo han sido los días 13 y 14 de enero, pero los recuentos se prolongarán a lo largo de esta semana. En unos días se dispondrá de los resultados totales, que se darán a conocer.

El GOB ha recordado que las aves acuáticas requieren espacios que tengan buena calidad ambiental, con aguas limpias y suficiente alimento disponible. Realizan movimientos y migraciones invernales en función de las condiciones climáticas, por lo que son unos excelentes bioindicadores tanto del estado de conservación de cada zona húmeda como de los efectos del cambio global.

Como se expone en la web de Wetlands International, el seguimiento y recogida sistemática de datos a largo plazo es la base para gestionar y comprender las zonas húmedas y los seres vivos que albergan, ya que permite saber si son áreas saludables, si están amenazadas y cómo se pueden tomar las medidas adecuadas para evitar dicha amenaza.

Según el GOB, este planteamiento, extrapolable igualmente al resto de hábitats naturales, «lamentablemente en las Islas Baleares se ignora absolutamente».

El GOB alertó en octubre de 2016 del empeoramiento de la calidad del agua en el parque natural de s'Albufera de Mallorca y del desplome de la presencia de aves acuáticas en dicha zona protegida.

La entidad detectó una reducción de las comunidades de plantas sumergidas y aquellas que requieren agua de mejor calidad, y como consecuencia un desplome de las poblaciones de algunas aves acuáticas como la focha común, el ánade real o azulón y otras aves buceadoras que son bioindicadores.

Según el GOB, los factores que genera este empeoramiento ambiental son la salinización del agua debida a la sobreexplotación del acuífero subyacente y al vertido en el parque de aguas salobres o saladas; y la eutrofización del sistema por la llegada de nutrientes (nitratos y fosfatos) en vertidos de agua urbana insuficientemente depurada y la agricultura intensiva que linda con el parque.

El recuento llevado a cabo en enero de 2015 identificó en el parque natural de la Albufera de Mallorca y en la reserva de la Albufereta 9.213 ejemplares de 55 especies diferentes.

En Ses Salines de Ibiza y Formentera se contabilizaron 1.758 individuos de 38 especies, entre ellos distintos ejemplares de suirirí piquirrojo, un ave que solo se había observado en dos ocasiones anteriores.

Se constató que hibernaron menos aves acuáticas en los parques naturales de la Albufera de Mallorca y Ses Salines de Ibiza y Formentera debido al incremento de las temperaturas en el norte de Europa.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Pardela
Hace un año

¿Y para cuándo el censo de aves de rapiña del Consell Insular? No habrá suficiente papel...

Valoración:1menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1