IX Foro Menorca La Caixa de Educación

El reto de acabar con el micromachismo

Los jóvenes reconocen que los modelos de discriminación se heredan pero descubren avances positivos por la sensibilidad social

|

Valorar:
preload
Los alumnos del ‘Josep M. Guàrdia’, las autoridades y los organizadores, este martes en el instituto de Alaior

Los alumnos del ‘Josep M. Guàrdia’, las autoridades y los organizadores, este martes en el instituto de Alaior

22-05-2018 | Javier Coll

Los alumnos de cuarto curso de ESO del instituto Josep Miquel Guàrdia de Alaior demostraron este martes su capacidad para analizar la problemática de la falta de igualdad entre hombres y mujeres y también afirmaron su voluntad para avanzar en los cambios necesarios. Lo hicieron en el IX Foro Menorca La Caixa de Educación, que se celebró este martes por la tarde en el salón de actos del propio centro, organizado por MENORCA «Es Diari» con el patrocinio de Obra Social La Caixa.

Con una gran implicación de los dos cursos de cuarto curso de ESO en la preparación del debate los alumnos consiguieron ayer tocar lo importante de la discriminación que sufren las mujeres y no solo en el plano de la estadística y de los argumentos genéricos, sino aportando opiniones de compañeros del instituto y experiencias que han conocido de cerca.

Una de las conclusiones es que los jóvenes ven a su alrededor que lo que se conoce como micromachismo no solo está muy enraizado en las familias, en las relaciones sociales y en el empleo, sino que esas actitudes se heredan y se repiten. Por otra parte perciben cambios positivos, por ejemplo en las películas, incluso en los catálogos de juguetes de los Reyes Magos, quizás por motivos comerciales, pero al final como resultado de un cambio en la sensibilidad social que también provoca cambios en las empresas y el marketing.

Apostar por el cambio

Algunas de las estudiantes que participaron en el foro de ayer en Alaior reconocieron que a veces las propias mujeres se ajustan a los roles sociales habituales y, por ejemplo, en los estudios universitarios muy a menudo se autodescartan para una formación que se puede percibir como «más masculina». La alcaldesa de Alaior, Misericordia Sugrañes, que reconoció que solo una vez se ha sentido discriminada (los jesuitas no le dejaron realizar un curso de bolsa por ser mujer), animó a los jóvenes a luchar por lo que realmente desean.

Buenos comunicadores

En el Foro se hizo evidente que los dos cursos han trabajado a fondo el tema de la desigualdad de género. Muchos de los compañeros de los ponentes, situados entre el público, intervinieron con ganas para opinar sobre el tema del debate. Además fue interesante comprobar el trabajo de recopilación de datos y de encuestas entre alumnos cuyos resultados presentaron en este acto.

También sorprendió la calidad de las exposiciones y la capacidad de comunicar que exhibieron los alumnos. Quizás por la convicción en el contenido de sus argumentos, pero también en la expresión y el tono todos los estudiantes resultaron convincentes.

El portavoz del jurado, Josep Pons Fraga, editor de «Es Diari», reconoció estos aspectos. Felicitó a los dos grupos e informó de la decisión de destacar las presentaciones del grupo A.

Es Diari y La Caixa entregaron unos obsequios a los alumnos participantes.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Quin Torrat
Hace un año

La proliferacion del machismo y del respeto a la mujer no se ataja con regalar muñecas a chicos o balones a las chicas. Las propias madres son las que convierten en futuros machistas a sus nenes. Si una madre deja que su hijo la explote y le pierda el respeto, que esperamos que haga esta niño...o no tan niño en sus relaciones con el sexo femenino?

Valoración:8menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1