El mapa, facilitado por Terraferida, muestra los datos recogidos por la plataforma | Terraferida

4

La mayor parte de los anfitriones que ofrecen más de una vivienda a través de la plataforma de alquiler vacacional Airbnb en las Islas se ocultan tras nombres falsos. Los grandes comercializadores copan un mercado que cada vez tiene menos que ver con la economía colaborativa. Así lo denunciaron estre sábado las entidades Terraferida y DinsAirbnb en la presentación de un informe sobre el mercado del alquiler turístico en Balears este verano.

Como ejemplo, uno de estos perfiles responde al nombre de Franz Garcias y comercializa 827 establecimientos. Otro es de una tal Maria con 356. De media, cada uno de los grandes comercializadores gestiona las reservas de 43 plazas.

Una investigación de Terraferida realizada el año pasado concluyó que solo el 20 por ciento de las compañías que más plazas comercializaban a través de Airbnb tienen su sede en Balears. El resto eran de Alemania, Emiratos Árabes o, simplemente, fueron imposibles de localizar.

Pese a todo, aumenta

Segun los cálculos de Terraferida y DinsAirbnb, la web líder del mercado del alquiler vacacional ofrece este verano hasta 135.291 plazas turísticas en las Islas, lo que supone un aumento de 10.495 respecto a agosto del año pasado.

Esas plazas corresponden a 21.911 establecimientos. Por islas, la oferta de Airbnb, siempre según estas entidades, son los siguientes: en Mallorca se ofertan 14.670 establecimientos que suman 92.573 plazas; en Eivissa 4.453 establecimientos y 27.297 plazas; en Formentera 519 establecimientos y 2.597 plazas; y en Menorca hay 2.269 establecimientos y 12.824 plazas.

Según Terraferida y DinsAirbnb, el aumento de la oferta de plazas de alquiler vacacional se ha producido a pesar de la prohibiciones aprobadas por las instituciones públicas de Balears.