La falta de rentabilidad del campo obliga a cerrar cinco ‘llocs’ este año

El bajo precio que se paga por la leche es el principal motivo del cierre de explotaciones agrarias en la Isla

|

Valorar:
Visto 2339 veces
preload
El sector ganadero de Menorca se ve obligado a reorientar su actividad de producción para sobrevivir.

El sector ganadero de Menorca se ve obligado a reorientar su actividad de producción para sobrevivir.

02-10-2018 | Gemma Andreu

Cinco payeses profesionales han abandonado su labor productiva en el campo en lo que va de año. Así lo confirman las fuentes del sector y manifiestan que el cierre de las explotaciones agrarias se debe, principalmente, a la baja rentabilidad que ofrece la producción y comercialización de la leche, que siempre había sido su principal fuente de ingresos.

«En los años ochenta todos los ganaderos centraban sus esfuerzos en producir grandes cantidades de leche ya que se vendía perfectamente», apunta el director insular de Medio Rural, Miquel Truyol. Sin embargo, en la actualidad y desde hace varios años, el bajo precio de la leche no permite a sus productores obtener suficiente margen de beneficio.

En Menorca es Coinga la única empresa que comercializa leche líquida, quien marca el precio de referencia en 30 céntimos el litro. «Un precio injusto que tan solo permite cubrir costes de producción. El motivo por el cual este año se han cerrado ya cinco explotaciones», se lamenta la presidente de Unió de Pagesos de Menorca, Margarida Llambias.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Empresarios de Explotaciones Agrícolas de Menorca (Agrame), Luis Nadal de Olives, considera «ridículo» el precio citado y añade que este viene impuesto por las grandes superficies. «El mercado de la leche está en crisis desde hace unos años y la culpa es, sobre todo, de las grandes superficies», sentencia.

Los mismo opina el presidente de la Federación Agrícola y Ganadera de Menorca (Fagme), Pau Bosch, que también tiene claro que el problema más grave de los ganaderos «es el precio final que se les paga» y que, poco a poco, va sentenciando a las fincas.

Asimismo, Bosch añade que, en el caso de Menorca, la insularidad es otro factor influyente ya que dispara los costes de producción para exportar la leche.

En zonas como Catalunya el precio que se paga a los productores por el litro de leche aumenta entre dos y tres céntimos respecto a Menorca. Pese a ello, España, con un promedio de 0,3087 céntimos el litro, sigue estando a la cola de Europa en este sentido, que alcanza el precio medio de 0,3244 euros.

Ante la situación, el sector ganadero de la Isla se ha visto obligado a incorporar otras actividades de producción con tal de subsistir. «El campo se está reconvirtiendo y la producción de las fincas va cambiando», asegura Miquel Truyol. Una de las alternativas más claras al negocio de la leche es la elaboración de queso, cuya venta va aumentando con los años. «Ahora la tendencia es intentar convertir el máximo de litros de leche en queso, que se vende y conserva mejor», apunta el director insular.

En este sentido, Luis Nadal de Olives recuerda que la leche es un producto perecedero y que si no se le da salida al momento, se estropea. Un problema no atribuible al queso, que puede almacenarse.

Por otra parte, pasar «de la vaca de leche a la vaca de carne», es otra opción para el sector ganadero, tal y como señala Truyol. «En definitiva, se trata de adaptarse o elaborando queso o vendiendo ganado de carne», resume por su parte Margarida Llambias.

Pese al hecho de que cinco productores hayan abandonado el campo, la realidad es que no se ha perdido el suelo agrario. Dicho de otro modo, ello no implica, necesariamente, que la superficie se cierre definitivamente o que no se adopte en ella otro tipo de producción. De hecho, incluso sus vacas suelen redistribuirse a otras explotaciones, de modo que tampoco se dan de baja. De ahí que la reducción del censo bovino en la Isla sea mínima. Según los datos publicados por el Govern balear, entre 2016 y 2017 el número de ejemplares tan solo habría bajado en 27.

De cualquier forma, el hecho de que los ganaderos menorquines se vean obligados a retirarse por no obtener beneficios y cubrir, apenas, los costes de producción de leche, supone una grave problemática para el sector y lo sitúan en la cuerda floja.

«Nos encontramos en un punto en el que los productores de leche no podemos morir, porque el producto es primordial para muchas otras empresas. Pero tampoco obtenemos un mínimo de rentabilidad para seguir adelante sin sufrir», concluye Pau Bosch.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

dick es tracy
Hace 27 días

Oh....y cuantos restaurantes, tiendas, pequeños comercios, tiendas de alimentación...bares, pequeños talleres....¡¡ venga ya con los llocs !! son negocios como los anterios pero con una sustancial diferencia LOS INFLAN A SUBVENCIONES y al resto ¡¡ NO !!

Valoración:-1menosmas

viu
Hace 27 días

Sempre es queixen es pagesos aquets! que voleu més subcencions encara? Sembla mentida que gemegueu i tots vos passetjau amb un cotxàs i teniu cases a poble. lo que vuldrieu es fer menos feina i viure com a reis! espavilau i sembrau mes fruita i verdura que lo que voleu es viure nomes de ses vaques. es llocs san tancat o han canviat es funcionament? deu ser que han dixat de munyir i san passat a vendre vedells o es senyor els hi ha post un agroturisme. creume que vos llevessin sant joan o subvencions vindrieu tots cap a poble...

Valoración:-2menosmas

Toni de Binibó
Hace 28 días

Noticia incompleta. ¿por qué no informan a los miles de lectores del diario Menorca sobre cuáles son estas fincas?

Valoración:13menosmas

respecte i ordre
Hace 28 días

Com és que no rallam des preu des productes que compren es pagesos per mantenir es lloc amb actiu, són molt més alts que a ses altres comunitats autònomes, serà culpa des portes, s'excusa de sempre, la mar mos fa molt de mal, a Menorca s'ha volgut implantar un model agrari semblant a Mallorca, però no vol dir que funcioni aquí, ses explotacions agràries aquí són s.r.m, no hi ha massa idees de futur pes bé de ses families del camp de Menorca. Avui per avui es formatge artesà és s'únic futur, però clar dur feina i no tothom está disposat a fer-la.

Valoración:11menosmas

JAA
Hace 28 días

una industria que vive de las subvenciones esta condenada a desaparecer, no hay otra.

Valoración:21menosmas

K-Bildu
Hace 28 días

Es el mercado! Es el mercado amigos!!

Valoración:1menosmas

Uno
Hace 28 días

Todos estos comentarios estan muy bien, peronadie dice, de las subvenciones que reciben, la comision que se lleva el señor de la finca, que en mallorca esto ya no existe. Y despues la materia pria piensos y demas, basta con ver los almacenes de Cooperativas del Campo,, estos a priori. Hacen su agosto todo el año, a cuesta de los payeses.

Valoración:13menosmas

La leche
Hace 28 días

La leche de Menorca cumple unos altos estandares de calidad, de hecho se vende en los supers bajo otras marcas, entre ellas Leche Asturiana, pero se paga baja. Hay que añadir el problema que esto no es Asturias o Galicia, y que si no llueve el alimento de las vacas sale a precio de oro porque no hay suficiente pasto y se trae de fuera. El problema no es Bio o no Bio. Eso es una chorrada. El problema es que la leche de Menorca no se la puede beber Menorca (producimos millones de litros), y compiten con leche de paises mas baratos con la insularidad como problema añadido. Los costes de produccion aqui son los mas altos de España y se paga uno de los precios mas baratos

Valoración:16menosmas

Muuuu
Hace 28 días

Muuuuuu

Valoración:-20menosmas

Ecoambiental
Hace 28 días

Ecotasa? Para mantener el sector primario... pocas opciones más ecológicas pero menos rentables políticamente... mejor hacer más pisos de desprotección oficial. Lo auténtico de la isla será cada vez más difícil de ver. Ánimo a los valientes que siguen trabajando en el campo...

Valoración:44menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2