Jóvenes utilizan su teléfono móvil. Para la mayoría es su principal manera de navegar en intern | Josep Bagur Gomila

O2, la nueva operadora de bajo coste de Movistar que promete ventajas como trato por personas y no máquinas al cliente, además de eliminar permanencia y sorpresas en la factura final –debe ser igual al precio contratado–, no puede ofrecer sus tarifas baratas en Menorca debido a las restricciones que marca la Comisión Nacional del Mercado de Valores y la Competencia (CNMC).

O2 ha lanzado un paquete de fibra simétrica de 100 megas y 20 gigas de internet móvil con llamadas ilimitadas por 45 euros que desde hace unos meses ya se puede disfrutar en las 66 ciudades definidas por la CNMC como zona competitiva, es decir, aquellas en las que Telefónica, el operador dominante, no está obligado a compartir sus redes porque existe suficiente competencia entre empresas de telefonía. Menorca no está en ese listado por lo que sus habitantes no tienen acceso a la oferta, para ellos el precio de ese mismo producto de O2 sube 13 euros más, hasta los 58 euros.

La Isla, como el resto de Balears, se ha quedado fuera de la batalla por rebajar precios y ofrecer fibra óptica potente en la que han entrado las principales operadoras, sobre todo Movistar y Vodafone, con sus proyectos low cost O2 y Vodafone bit. La multinacional británica puede ofrecer en algunas zonas de Menorca un paquete similar al de Movistar, 100 megas de fibra y 25 gigas en el móvil, por 50 euros. La cobertura es desigual según el municipio, mientras en Maó, Alaior o Sant Lluís hay acceso a Vodafone bit, en Ciutadella no es posible.

El sistema de regulación de precios establecido por la CNMC impide por lo tanto que Movistar pueda rebajar precios y favorece a los otros operadores que sí pueden hacerlo.

Sistema de 2016

La CNMC estableció este sistema de regulación de precios a Telefónica en 2016; además está obligada a revender fibra a otros operadores a un precio regulado de 17,57 euros al mes. La empresa se queja de que hay operadores que ofrecen precios más baratos incluso sobre su propia red y Movistar no puede igualarlos. La Comisión definió el mapa donde existe la competencia suficiente como para que todas las operadoras –incluida Movistar como dominante–, pudieran establecer sus tarifas libremente. El problema según critica Movistar es que esa regulación ha quedado ya obsoleta debido a que el resto de compañías han ido desplegando sus redes en los últimos dos años.

El requisito para ser considerada zona competitiva y entrar en ese listado (del que también quedan fuera ciudades como A Coruña, Bilbao y Palma de Mallorca) es que existan al menos un 20 por ciento de la población con cobertura de fibra óptica de tres redes diferentes. Esos municipios pueden disfrutar del precio de la oferta de O2 de 45 euros al mes; para el resto, se pagan 13 euros más, esto es, 156 euros más cada año.

Otras operadoras de telecomunicaciones, como la francesa Orange, también ofrecen en Menorca productos a bajo coste pero no a precios tan competitivos como los de O2 y Vodafone bit. Love sin límites es un paquete de Orange de 100 Mb y 10 Gb en el móvil por el que los primeros seis meses se paga 50,36 euros como oferta de lanzamiento, pero que después pasa a costar 62,95.