Menorca bate récords de lluvia, calor, viento y ‘rissagues’ en el mismo año

La Isla tuvo en 2018 el periodo más lluvioso desde 1965 y se rebasaron varios máximos de temperatura. El ‘cap de fibló’ fue el más largo de los registrados y el puerto de Ciutadella sufrió el doble de oscilaciones

|

Valorar:
preload

08-01-2019

El 2018 ha sido algo insólito en materia de meteorología, en diferentes aspectos, según revelan los datos aportados desde el Servicio Oficial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Balears.

Menorca ha rebasado, en un mismo año, su récord de precipitaciones desde 1965, de temperaturas máximas en varios meses, ha experimentado el doble de rissagues de lo habitual y ha registrado un cap de fibló que, además de causar el mayor apagón del siglo XXI, ha sido el que ha tenido un recorrido más largo.

Una serie de fenómenos que, puestos en común, pueden atribuirse a los efectos del cambio climático que los expertos relacionan directamente con la proliferación de los fenómenos meteorológicos extremos.

De media, en el último año se han registrado en Menorca 889 litros por metro cuadrado, lo que supone una anomalía de 71 por ciento, dado que lo habitual es que precipite unos 520 litros al año.

Los puntos donde más lluvia ha caído son Es Mercadal (1.034 litros) y Ciutadella (822 litros). En general, todos los meses han sido lluviosos a excepción de abril, septiembre y diciembre. Aunque el más lluvioso de todos fue octubre, con una precipitación media de 200,5 litros por metro cuadrado y una anomalía del 179 por ciento, lo que significa el doble de lo normal en ese mes, y que iguala el número de litros caídos durante todo el otoño en la Isla.

Asimismo, también se han superado algunas marcas del número de litros precipitados en 24 horas. Así, el 1 de noviembre cayó en Fornells, concretamente, en ses Casetes Velles, un total de 140,51 litros, seguido del 27 de octubre, donde en el mismo punto anterior, precipitó 82,9 litros.

Estos registros de lluvia anotados por Aemet contrastan con las altas temperaturas registradas durante algunos meses de invierno. Aunque la temperatura media global del 2018 ha sido de 17,8 grados, una cifra que se sitúa 0,5 grados por encima de lo normal, las anomalías más destacadas en cuanto a calidez se produjeron en enero y en abril. La media en ambos superó a la normal con 1,4 grados por encima.

Además, al principio y al final del año se alcanzaron récords de temperatura máxima con la marca de 21,6 grados el 4 de diciembre y 21,2 grados el 4 de enero. Es decir, desde 1965 no se había alcanzado este nivel de calor en los citados meses. Además, cabe recordar la ola de calor que se sufrió del 1 al 5 de agosto en la que se alcanzó la máxima del año de 35,9 grados.

Por otra parte, las temperaturas más bajas del año tuvieron lugar en febrero, destacando el día 24 (0,2 grados).

Cambio climático
La suma de estos récords en temperaturas máximas con los de precipitaciones ilustran el pronóstico que hizo en su día el exdelegado de la Aemet en Balears, Agustí Jansà, en declaraciones a este periódico, cuando recordó que el cambio climático supone un aumento de la temperatura, que deriva en un incremento de la capacidad de producir lluvias intensas y fenómenos meteorológicos extremos.

Al hablar de fenómenos extremos la Aemet destaca el tornado que se produjo el 28 de octubre, que atravesó la Isla de sur a norte, afectando, principalmente, el municipio de Alaior, que fue clasificado en la categoría de la escala mejorada de Fujita EF1 y donde se registraron rachas de viento de hasta 140 kilómetros por hora. Despunta, también, por la longitud de su recorrido, de uno 20 kilómetros cuando, normalmente, suelen ser de entre 2 y 5 kilómetros.

Por último, el número de rissagues en el puerto de Ciutadella, que deja el 2018 (siete), duplica la cifra habitual por año (tres o cuatro). En especial, sobresale la del 16 de julio con 1,5 metros de amplitud. Una oscilación de gran envergadura que se notó, incluso, en aguas de Mallorca, Eivissa y Formentera.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Biel ponsipon
Hace 9 días

A biel pons solo le falta vomitar bilis al ver a semsegui jajaja cuanto miedo .....a y por cierto el cambio climatico no existe....lo dijo rajoy

Valoración:-1menosmas

biel pons
Hace 9 días

No era VOX la solución a todos los males? Pues que tambien propongan medidas contra el cambio climático. Antes de votarlos, que se explique bien...

Valoración:-8menosmas

Rafa
Hace 9 días

Y los afectados sin cobrar, de los seguros, al menos el BBVA sí abonar las indemnizaciones, y el consey, si no estás de alta en agricultura, tampoco, como siempre las fotos, las portadas y casi tres meses después Nada todo igual, a quien le toco dios se la bendiga

Valoración:15menosmas

Churras y merinas
Hace 9 días

Estimado Biel Pons. Que manía de mezclar churras con merinas!!! Qué tendrán que ver las precipitaciones, la temperatura, la rissaga de Ciutadella, el cap de fibló o el cambio climático con un partido político y con su líder en Menorca... Ya está bien de politizarlo todo!!!

Valoración:27menosmas

biel pons
Hace 9 días

Que ningú es preocupi des canvi climàtic. VOX ho arrangerà en un "plis plas" 1.En cas d'inundacions: Tothom amb es poal as carrer i guardar s'aigua en cas se sequia. 2.Si es veu un cap de fitblo, idó a mirar cap al Toro 3. Fang per tot? idó a fer teules per ses cases que varen perdre sa taulada en es darrer cap de fitblo 4. Massa calor? Idó, a comprar ventais. Ajudam s'economia local sense provocar més canvi climàtic. Que ses solucions no funcionen, anau a cercar en SS (Sem Seguí). Amb s'experiència i qualificacions que té, en SS ho aclarirà tot amb un parell de gestions a Madrid (si quan VOX sigui al govern)

Valoración:-16menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1