El pequeño comercio se harta de ser el probador de las compras 'online'

Cada vez más clientes van a las tiendas a ver lo que después se compran por internet. Sucede en artículos como ropa, perfumes, gafas o electrodomésticos

| |

Valorar:
661 encuestas
preload
Un joven en una tienda de artículos de deporte probándose unas deportivas mientras se conecta a internet.

Un joven en una tienda de artículos de deporte probándose unas deportivas mientras se conecta a internet.

22-03-2019 | Gemma Andreu

Probar en la tienda y comprar en una plataforma virtual. Es la última tendencia que tiene en vilo al comercio local de la Isla. Y es que los negocios se están convirtiendo en probadores del producto que luego el comprador acaba adquiriendo a gigantes de las ventas por internet. Esta práctica, que se le ha bautizado como showrooming (es decir, mirar, probar y tocar artículos en las tiendas que luego acaban comprando on line), tiene indignado al comercio local quien ve como su mejor arma -y quizás la única que le quedaba para subsistir frente a las compras virtuales- se está yendo al traste. Hace tiempo que existe, pero ahora la práctica se ha extendido y universalizado.

Lo tachan de competencia desleal. Y ya no hay freno para acto «tan frustrante para un vendedor», asegura el gerente de Ciutadella Antiga, Macià Coll. Es un nuevo golpe al pequeño comercio. Ellos hacen el trabajo de atender al cliente para captar una compra cuando, luego, no hay recompensa en el cajón, no porque el producto no interese, sino porque lo adquirirán por internet. El cliente acude a la tienda, observa, se prueba el producto, elige tallas, toma -si puede- una foto de la referencia y con un «gracias, me lo pensaré», se va a casa, busca el producto y lo adquiere por internet. De hecho, existen incluso aplicaciones diseñadas para escanear los códigos de barras y buscar su mejor precio.

«Ven el ahorro inmediato, pero realmente no es más barato», indica Macià Coll, quien agrega que «el dinero que estás pagando se va, las grandes plataformas no tributan aquí, no reinviertes en tu territorio» e indica que los pequeños comercios serán cada vez menos sostenibles por lo que acabarán desapareciendo.

Para Macià Coll, en Menorca hay «poca sensibilización de la importancia de creer en el comercio local y la gente no entiende que pese a parecer más económico, realmente no es así». Recuerda que la primera vez que oyó hablar de esta práctica fue hace años en una tienda de vestidos para novios y fiesta. Es, cree, el summum, ya que probarse un traje de novia es una tarea que requiere una atención especial por parte del comerciante.

Por su parte, la presidenta de Mô Comercial, María José Soriano, indica que esta práctica está extendida. Coincide con Macià Coll en que «hay que concienciar» porque esto es «un pez que se muerde la cola, si no haces barrio, en unos años no habrá trabajo y por tanto, tampoco dinero para gastar». Es clara a la hora de apuntar que si vienes, te pruebas, y luego compras el mismo artículo por internet, después no vayas a ese comercio a buscar trabajo, «que lo busquen también en internet», agrega.

La gran arma del comercio local ha sido siempre la atención personalizada, enseñar el producto y que el cliente se lo pueda probar. Ahora, ni eso les queda para captar clientes. Ya que este aprovecha la atención del comerciante y luego acaba comprándolo en plataformas digitales.

Algunos negocios no ven tan disparatada la idea que lanzó el gobierno de Castilla y León de hacer pagar por probarse ropa y que en algunas ciudades ya se está aplicando. Si te llevas el producto, se te descuentan los dos o tres euros pagados, si no, te hacen un vale en caso de regresar a comprarlo. Hay quien cree que podría ser el golpe definitivo para plantar cara a internet. Pero hay otros quienes creen que tendría el efecto contrario, ya ni tan siquiera entrarían a la tienda.

Es una medida que pisa la raya y que debería aplicarse con prudencia, ya que podrían acabar pagando justos por pecadores. Es una medida difícil de tomar, considera María José Soriano. Pero es de la opinión de que se podría valorar con muchísima cautela en el caso de que la práctica fuera a más. Sería ya llegar al extremo. Por su parte, Macià Coll indica que cuando lo escuchó «me pareció absurdo, percibo mal llegar a estos estados, ya que castigas a todos», pero es una medida que si la piensas puede tener su sentido, opina.
Todo apunta que el showrooming no va a pasar de moda.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 7

joanot colom
Hace 7 meses

Podem tenir tota s'empatia del món pes petit comerç, però fa falta un canvi de mentalitat. Sa gran diferència és que Amazon està orientada a s'experiència de venda i inverteix molts de recursos en VENDRE de sa millor manera possible, mentres que massa sovint es petit comerç no està acostumat a vendre, sinó a que li comprin. I sobre sa diferència de preu, a mi no m'importa pagar una petita diferència per comprar aquí, per massa sovint sa diferència és des 30% o més.

Valoración:3menosmas

Maria
Hace 7 meses

"Lluitar" contra las compras online es una batalla perdida. Hay un refrán que dice "si no puedes con tu enemigo únete a él", ese era el tren que deberían haber cogido hace tiempo los comercios menorquines. No puedes vender sobre un catálogo (electrodomésticos o muebles, por ejemplo) y que tu lavadora tarde un mes en llegar. No puedes cargar un 300% sobre ropa y encima que parezca que te molestan cuando entran en tu tienda. Luego en la fería de stocks todo son sonrisas y buen trato, (no hemos vendido una escoba.... "A veure si feim un duro", al menos). Hacer un esfuerzo adicional cuando un cliente te solicite un artículo que tengas que pedir fuera, cuidar con exquisitez al cliente, no "a patadas". Hay tiendas donde voy, que sé que me va a costar más caro, pero me siento a gusto y por supuesto, repito. Para vender no solo hay que tener una tienda "hay que saber vender". Y si quieren cobrar por probarse ropa, zapatos, etc. etc. ellos mismos sabran lo que tienen que hacer.

Valoración:0menosmas

Consumidor
Hace 7 meses

@estraperlista, tiene toda la razón, osea un comerciante local recibe genero de fuera(hace el pedido on-line o por telefono.....)lo vende un 10, 20 o 30%(da igual) más caro para su beneficio....que tipo de comercio local es este? Osea me tengo que gastar yo más dinero para que un tio de Menorca viva bien y yo gaste más? A ver si nos pensamos que los tejanos o las camisetas las fabrican aquí???? Otra cosa es el tema de los productos hechos aquí, made in menorca de verdad!!! verdura, queso, madera......eso si que mueve dinero local, vive de ello productor, intermediario, vendedor, trabajadores.......pero ropa y otras cosas.....ale ale campi qui pugui! En cuanto a lo de cobrar por probarte algo sería el Suicidio más grande que se habrá visto, un auténtico Harakiri!!!!

Valoración:5menosmas

prac
Hace 7 meses

Pues si se hartan ese es el camino... claro están hartos de soportar a la gente, no la tragan, y lo primero que deben aprender es a mimar al cliente, halagar al cliente,... pero de eso no saben, anda que no cambiarían las ventas... no son capaces ni de sonreir !

Valoración:12menosmas

Relatiu
Hace 7 meses

Despres de sopar, que es quan tenc un moment, volia comprar uns mobles de jardi. Vaig mirar a ses webs d'empreses locals per no haver de fer "la ruta del bacalao" i perdre dos capvespres mirant i a cap vaig poder veure un catàleg dels articles de que disposen amb es preu. Vaig enviar-lis un parell de mails demanant informació (per no desplaçar-me) i encara esper que me contestin. Mirant per internet vaig veure un munt de models i combinacions des d'empreses amb portes gratis fins a empreses que no reparteixen a Balears i fins i tot una que es portes a Mallorca eren 60€ i fins a Menorca 120€.!! De moment no he comprat enlloc. A vegades és per comoditat i falta de temps/horaris.

Valoración:11menosmas

Silvia
Hace 7 meses

Hay que tener la vista larga, todo tiene su precio... Queréis comprar más barato ¿en Amazon?, ¿ ropa "made in china"? Al final lo pagamos todos, se mire a las condiciones de trabajo de todas esas multinacionales, sueldos indignos y puestos de trabajo precarios, que para nada ayudan nuestra economía, hay que romper ese círculo infernal... No tengo duda de que quiero apoyar a mi vecino de al lado, mismo si eso significa una prenda en lugar de varias, ¡¡menos es más!!

Valoración:11menosmas

,,,,,,,,,
Hace 7 meses

Maria:Ja que ho tens tan clar,pots donar algún consell? com "lluïtar" amb les compres "online".Una cosa,això que dius no te res a veure amb el que diu la noticia,que vagis a provar-te una cosa i després la compris a internet.Mooooltes vegades tenen la talla t´atenen superbé i després diuen molt bé ja passaré un altre rato.I no passen o passen a provar-se una altre cosa portan el que s´havien provat avans però que han comprat a una altre banda.

Valoración:0menosmas

María
Hace 7 meses

El comercio local ha perdido el tren, literalmente. Cuando empezó el auge de la venta online deberían haberse puesto las pilas. Como muy bien comentan otros no es de recibo que vayas a comprar unos pantalones, no esté tu talla y sean incapaces de decirte que lo piden y en unos días lo tienen aquí, quien dice unos pantalones, unos zapatos, una lavadora, etc. Los pocos pequeños comercios que te lo ofrecen, no hacen un pedido por un artículo sino que esperan a tener más, para que el pedido sea más grande (supongo que para ahorrar en gastos de envío), incluso ellos mismos te lo dicen.... D'aqui quince dies tenc a fer es pedido... Mención aparte merece el entrar en una tienda, que la dependient@ este comentando la salida del último finde, con una amiga o por teléfono y tú ahí, esperando.... Estaban muy mal acostumbrados, había que comprar lo que había y nada más, ahora hay más opciones, más baratas y más rápidas. Menos quejarse y más ponerse manos a la obra

Valoración:26menosmas

estraperlista
Hace 7 meses

Es veritable comerç de proximitat no es pot comprar per internet. Que un botiguer que compra per internet per després vendre al veí es queixi que el veí compra per internet és curiós. Que el producte xinés se'n digui comerç de proximitat també. Potser s'ha de replantejar certes coses per al comerç del segle XXI.

Valoración:15menosmas

Josw
Hace 7 meses

Comprar en menorca segun que srticulos no tienen. Psra que los pidan ellos lo pido yo y me sale mad barato. A espabilar que habeis vivido frl cuento. Y seguid co el slogan son los portes se os ha visto el plumero. Lo importante mas frsnquicias como en ls peninsula y el que no pueda que cierre.. Y a llorar por los abusos cometidos durante años

Valoración:5menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 7