Un autobús en Ciutadella

La Asociación de Empresas de Transporte de Menorca (Astrame) y la Federación Empresarial Balear de Transportes (FEBT) consideran que el nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Ciutadella, en proceso de tramitación, debe contemplar que «la ubicación de la futura estación de autobuses sea lo más céntrica posible» o bien «se habiliten espacios suficientes de parada próximos al centro histórico y el puerto antiguo» si la estación se plantease como «un simple intercambiador alejado del centro».

Consideran ambas patronales del sector que el transporte público es la solución a la saturación que se produce cada verano en las zonas de aparcamiento, lo que «limita la actividad económica y el atractivo turístico». Entienden que es contradictorio asegurar que se apuesta desde el equipo de gobierno municipal por el transporte público y, al mismo tiempo, situar en la periferia la estación de autobuses en el PGOU y mejorar la oferta de aparcamientos en el centro. Aseguran Astrame y FEBT que es un planteamiento contrario a la Ley de Transportes Terrestres y Movilidad Sostenible.

En un comunicado, ambas asociaciones argumentan que las ubicaciones planteadas por la propuesta de PGOU para la estación de autobuses (Canal Salat y puerto antiguo) obligan a los usuarios del transporte público a andar considerablemente por el ensanche (y constatan las dificultades que representa) o a superar importantes desniveles.

Recuerdan además que el Ayuntamiento de Ciutadella «es uno de los seis de Balears que tienen pendiente de iniciar la redacción del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS)», de forma que el PGOU no incorporará sus directrices. Astrame y FEBT entienden que ambos documentos van relacionados, y que el futuro PMUS podría obligar a cambiar el plan general.