Alquila la casa para afrontar la hipoteca y no cobra el alquiler

Volvió a casa de sus padres por no poder pagar la hipoteca y alquiló la casa. Pero la inquilina no le paga

|

Valorar:
preload
Jordi Gutes en frente de la vivienda (en Ciutadella) que tiene «supuestamente» alquilada

Jordi Gutes en frente de la vivienda (en Ciutadella) que tiene «supuestamente» alquilada

10-07-2019 | Sergi Garcia

Desesperado y sin opciones. Así ha denunciado encontrarse el menorquín, de 39 años, Jordi Gutes, que lleva ya tres meses sin percibir la renta por el alquiler de su vivienda de la que sigue pagando la hipoteca.

Fue en 2013 cuando, fruto de la crisis, Gutes decidió arrendar su piso en Ciutadella y volver a vivir con su padre dado que su sueldo, que apenas roza los 900 euros mensuales, no le permitía mantenerse en ella. «Opté por un autodesahucio porque no podía pagar la hipoteca y vivir en casa», explica.

A pesar de que desde entonces han pasado ya varios inquilinos por su domicilio, la persona que se encuentra actualmente en él lleva tres meses sin pagar los 550 euros de alquiler que figuran en el contrato de arrendamiento entre ambos. «Además, esta persona tampoco me está pagando gastos como el agua o la basura», añade.

Ante esta situación y tras intentar, de forma verbal, recuperar el dinero que le corresponde, Jordi Gutes recurrió a un abogado a través del cual interpuso una demanda de desahucio por falta de pago de la renta y, poder así, alquilar la vivienda a otro inquilino recuperando la normalidad en su situación económica. «Necesito que otra persona me pague o, de lo contrario, no podré mantener el piso», lamenta.

Aunque lo normal en estos casos (según los profesionales consultados por este periódico) es que, una vez puesta la denuncia y conceder al inquilino un margen para desalojar la vivienda, se proceda al desahucio, en este ocasión la persona ha alegado determinadas circunstancias, a través de los Servicios Sociales, que han retrasado el proceso, según explica Jordi Gutes. «Teniendo en cuenta que el mes de agosto es inhábil, ya nos vamos al mes de septiembre y me debe ya, sin contar los gastos, más de 1.600 euros», expone. De ahí, que, según sus cálculos, este mes no consiga ahorrar ni un euro de su mensualidad. «Este mes tengo que pagar hipoteca, la escalera, el agua de la persona que está ocupando mi casa y, además, me llegará el IBI», explica.

En este punto y consciente de que, como mínimo, pasarán otros dos meses sin cobrar la renta, Jordi Gutes asegura sentirse totalmente desamparado y sin recursos para recuperar la casa que se vio obligado a poner en alquiler.

En este sentido, lamenta que la situación que la arrendataria alega para evitar el desalojo o para alargar su estancia en la vivienda sin pagar, recaiga sobre él, sin contar con ningún tipo de ayuda. «Me parece muy injusto que para beneficiar a una persona se esté perjudicando a otra», opina, haciendo referencia a la situación en la que él mismo se encuentra. «Porque, mientras tanto, yo tengo que seguir pagando», expone y concluye que, a fin de cuentas, el resultado de todo es que «yo la estoy manteniendo a ella».

El desenlace

Sobre el desenlace de toda esta historia, Jordi Gutes no tiene esperanzas de que sea cercano. Según su impresión, la inquilina no tiene intención de saldar su deuda, ni tampoco de marcharse de su casa, a pesar de que, durante días, se había comprometido con su propietario a hacerlo. Es más, prevé que el caso acabe en los juzgados ya que, según ha podido saber, le ha sido asignado un abogado de oficio. «No sé cuánto más podrá durar esto y me siento muy impotente porque todo lo que he hecho, lo he hecho según la ley. He declarado mi alquiler, lo he declarado todo y, ahora mismo, estoy desamparado», dice.

A pesar de todo, según los expertos en temas de desahucio que ha consultado este periódico, lo más probable es que, a la larga, los jueces acaben dando la razón a Jordi Gutes, al no poder presentar la inquilina ningún justificante de pago, necesario para que se acepte su testimonio. Aún así, también advierten que cada caso es un mundo en el que pueden entrar en juego múltiples factores, por lo que se desconoce cómo se resolverá, finalmente, esta situación. Ante la incertidumbre, Gutes no logra entender como un asalariado que no llega a mileurista y que trabaja para mantener con esfuerzos lo que tiene, pueda estar «corriendo el riesgo de perderlo todo», sin poder hacer demasiado al respecto.

Si al final Gutes saliera victorioso de los trámites judiciales, se determinaría una fecha para proceder a cambiar la cerradura y, así, al desahucio.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

bla bla bla y na
Hace 3 días

Porque no paga servicios sociales si lo tienen tan claro, el socialismo promete prosperidad pero solo trae pobreza.

Valoración:1menosmas

Dani
Hace 4 días

Si fuera yo, luz, agua y gas ya estarian dados de baja.

Valoración:39menosmas

Libertario
Hace 4 días

Un país que no protege la propiedad privada, es un país condenado al fracaso.

Valoración:66menosmas

PLIS, PLAS!!!
Hace 4 días

Contrata a una empresa de seguratas que se dedican a estos asuntos y te solucionarán el problema en un PLIS,PLAS.

Valoración:30menosmas

Jesus
Hace 4 días

Una pregunta.¿El propietario sigue estando obligado a pagar los recibos de luz y agua? No se puede entrar en la vivienda por que seria allanamiento, pero pagar los recibos de luz, el primer mes que no se paga una factura te cortan la luz.

Valoración:36menosmas

Descartes
Hace 4 días

Según los cálculos de los técnicos de la construcción el porcentaje de impuestos al comprar una vivienda es de un 32%. Es decir, este señor si compro el piso por 140.000 € ya ha pagado a las diferentes administraciones 44.800 €. Ahora, mientras en las administraciones se ponen el sueldo que les da la gana, dejan desamparados y en manos de sinvergüenzas a quienes les pagan los impuestos.

Valoración:53menosmas

YoMismamente
Hace 4 días

Pues los dos son víctimas y verdugos, al miamo tiempo y sin transición. Ni el arrendador es un ser vil, ni tampoco la arrendadora. Uno cobra según precio de mercado, y la otra paga hasta que no puede hacerlo. La cuestión es que con tres meses de impago, si el propietario no paga hipoteca ya estará en el punto de mira de la entidad bancaria, y ella camino de la vía judicial. Un desastre para ambos. Lo que no entiendo es que si ella está en el punto de mira de asuntos sociales, estos no pongan los medios para saldar las deudas de la mujer hasta que estabilice situación, o puedan ofrecerle una vivienda a la medida de sus posibles económicas que sería lo suyo. Lo que me parece terrible es que en la noticia se deje caer que el propietario podría no ganar en los tribunales, el propietario ganará, lo que no se sabe es cuanto tiempo tardará en recuperar su vivienda, lo cual tb es un problema grave ya que el alargar esa situación en el tiempo crea una inseguridad jurídica.

Valoración:14menosmas

idò
Hace 4 días

Un mes de impago y a la calle. Eso debería ser, no es de recibo que este pobre chico tenga que asumir el gasto que hace tiempo decidió que no se podia permitir. Hay mucho jeta y caradura, sinceramente, cada vez que se alquila hay que hacer un casting o tirar de conocidos. Vergonyós. Además, esta gente no paga pero se las sabe todas.

Valoración:111menosmas

Fernando
Hace 4 días

Porque los gobiernos y los partidos apenas hacen nada , pues aquí va. Porque si se ponen duros y como toca y se debería, en vez de un5% de personas en la calle, habría seguramente un 40%, lo mismo pasa con el trabajo solo fijarse en las grandes ciudades la cantidad de movimiento de coches pese a la falta de trabajo. Pues fácil (trabajos en negro,trapicheos laborales, tipical spanish) y claro el gobierno no pone cartas en el asunto porque imagínense 4 millones de parados sin poder hacer trapicheos, lo más seguro que acabasemos en un declaración de estado de sitio o un conflicto social (guerra,)

Valoración:28menosmas

esfumado
Hace 4 días

Querido Marc Pons, tenemos que entender, por tus declaraciones en la prensa. Que con todo lo que los propietarios tienen que sufrir. Y con todas la pegas que tienen los propietarios. Encima, ahora pretendes poner límites al precio del alquiler??. Ya lo siguiente, es expropiar por la cara. Por si no lo sabias; ¿Sabias que mucha gente lleva años, trabajando y pagando pisos? Para que ahora vengas a inventarse una pseudo expropiación. LLegará un momento, que los propietarios ya no decidirán nada. Entre okupas, morosos, y políticos, vamos apañados. Y creeme, Vais a conseguir, que NADIE ponga su casa en alquiler.

Valoración:76menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3