El Hotel Port Mahón encara ya la mejora de 60 de sus 82 habitaciones

Está a punto de culminar una larga tramitación de la licencia y las obras empezarán en 2020

| |

Valorar:
preload
Hotel Port Mahón

El edificio se construyó en 1956, diseñado por el arquitecto Josep Claret, y se ha reformado varias veces.

14-11-2019 | Gemma Andreu

Después de un año y medio de complicados trámites urbanísticos, el proyecto para la reforma en profundidad del Hotel Port Mahón está inmerso ya en el último paso previo a la obtención de la licencia de obras. En principio, es cuestión de semanas. El hecho de ser un edificio incluido en el Catálogo de Protección de Patrimonio Arquitectónico ha enrevesado el papeleo y ha demorado la ejecución de una actuación que estaba inicialmente prevista para el invierno 2018-2019. Tampoco podrá ser una realidad en este que ya ha empezado, porque el tiempo es muy justo para tenerla acabada con absoluta certeza antes de la primavera. Los trabajos se realizarán, salvo nuevo contratiempo, en la temporada baja 2020-2021. Serán seis meses en los que el establecimiento permanecerá cerrado.

Este proyecto contempla la reconstrucción de treinta habitaciones, que pasan a convertirse en suites. Estas dependencias ganan calidad y espacio gracias a una profunda reforma del interior del edificio, con un incremento del volumen hábil que no altera la apariencia exterior del inmueble ni el número de metros cuadrados de terreno ocupados, según se indica en el proyecto ahora a punto de ser aprobado. La iniciativa es de una envergadura considerable y supone, además, mejoras en la accesibilidad de los clientes, con la construcción de un ascensor.

[Lea la noticia completa en la edición impresa del 19 de noviembre en Kiosko y Más o My News]

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Francisco de Asís Zumárraga
Hace 17 días

Después de año y medio de "complicados trámites" y "enrevesado papeleo" el Port Mahón puede reformar las habitaciones ¡por dentro! ¿Qué hubiera sido por fuera, Dios Santo? El Santo Job era un aprendiz al lado de los empresarios menorquines.

Valoración:30menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1