Tiempo de actuar. Con este título fue bautizada la jornada de la COP25 en la que participaron, este martes, la vicepresidenta del Consell, Maite Salord y la directora insular de Reserva de la Biosfera, Irene Estaún | J. Sevilla

«El objetivo de la hoja de ruta Estrategia Menorca 2030 es que la Isla cuente con un 85 por ciento de la energía procedente de las renovables revirtiendo la situación actual». Lo afirmó estye martes en Madrid la vicepresidenta del Consell, Maite Salord, durante la jornada «Tiempo de actuar: las islas como pioneras en la descarbonización», organizada en la Cumbre del Clima (COP 25).

Salord se refirió a este objetivo, el de la transición energética, como «ambicioso» y muy ligado a la transición social de la ciudadanía y de las empresas menorquinas del sector privado que, aseguró, «deben ser actores activos de este cambio».

Sin embargo, destacó el «alto grado de consenso social y político» que ya existe en la Isla sobre la necesidad de introducir un nuevo modelo energético y que ya cuenta con las directrices muy marcadas. En este sentido, Salord se refirió a la colaboración entre el Consell y el Institut Menorquí d’Estudis (IME) desde 2018 para la elaboración de las Directrices Estratégicas de Menorca (DEM), que definió como «una diagnosis detallada del actual sistema energético de la Isla», que tiene como base de conocimiento los indicadores que el Observatorio Socioambiental de Menorca (Obsam) publica desde hace ya 20 años.

Lea la noticia completa en la edición impresa del 11 de diciembre en Kiosko y Más