Costa Cruceros deja de operar en Maó en 2021 al cubrir la ruta con un barco mayor

El itinerario del Mediterráneo Occidental pasará a realizarse con el «Costa Toscana», cuyos 337 metros no pueden entrar

| |

Valorar:
preload
Costa Cruceros, marca principal de la empresa italiana Costa Crociere, tiene en construcción el «Costa Toscana» (arriba, una imagen virtual) que prevé estrenar en junio del año que viene con una ruta que saldrá desde Hamburgo. Luego pasará a cubrir un iti

Costa Cruceros, marca principal de la empresa italiana Costa Crociere, tiene en construcción el «Costa Toscana» (arriba, una imagen virtual) que prevé estrenar en junio del año que viene con una ruta que saldrá desde Hamburgo. Luego pasará a cubrir un itinerario que pasará por Savona, Nápoles, Cagliari, Palma, Barcelona y Marsella. El puerto de Maó se queda fuera.

14-01-2020

Costa Cruceros ha anunciado recientemente que su nuevo y flamante barco, todavía por estrenar, el «Costa Toscana», cubrirá durante buena parte de 2021 la ruta del Mediterráneo Occidental de esta marca. Esto significa que este itinerario que pasa por ciudades de las costas de España, Italia y Francia dejará de incluir el puerto de Maó, como sí ha estado haciendo durante los últimos años. El motivo es que los 337 metros de eslora del «Costa Toscana» no pueden acceder a sus muelles. Superan por mucho los máximos establecidos para maniobrar dentro del puerto.

De hecho, en la programación de cruceros de Autoridad Portuaria de Balears para 2021 ya no aparecen barcos cuyo nombre empiece por Costa. Sí los hay en la programación para este año, en concreto catorce escalas que realizará de nuevo el «Costa Victoria», un barco de 253 metros de eslora que, después de algunas dudas iniciales que le llevaron a realizar en 2018 algunas operaciones en el puerto de Ciutadella, sí puede entrar en el puerto de Maó.

No obstante, la empresa propietaria de Costa Cruceros, la italiana Costa Crociere, no deja del todo el puerto de Maó. Mantiene en este puerto escalas de su segunda marca, Aida, muy centrada en el mercado germánico y con un tipo de oferta algo distinto. No obstante, las programaciones conocidas hasta la fecha a medio plazo demuestran que las llegada contempladas por Aida no cubren, por el momento, el hueco que dejan los barcos de Costa. Aida ya tiene previstas cuatro escalas en Maó en 2020, que suben a siete en 2021. De momento, además, ya ha reservado muelle para cinco escalas en 2022. Cifras bajas, cuando cabe recordar, por ejemplo, que en 2017 el «Costa Neoriviera» (reconvertido ahora precisamente en el «AidaMira») realizó hasta 18 escalas en Maó.

Hace años ya que desde el sector del crucero advierten que la tendencia es utilizar, sobre todo para las rutas más populares, barcos de mayor tamaño que permitan mejorar su rendimiento y ajustar los precios. El puerto de Maó, en este contexto, no puede competir, puesto que sus limitaciones físicas son evidentes. En 2019 ya desapareció de la programación de cruceros la compañía MSC, que pasó a operar en el Mediterráneo con barcos de mayor tamaño para destinar los aptos para Maó, de 275 metros de eslora, a otras rutas. Como consecuencia de ello, en parte, en los últimos ejercicios se ha experimentado una tendencia a la baja en la llegada de barcos turísticos a la Isla.

2021, flojo
Las previsiones de 2021 no apuntan, por el momento, a una mejoría en este sentido. Han reservado espacio para atracar en Maó el año que viene 42 cruceros, cuando el año pasado por estas mismas fechas las escalas programadas para 2020 eran 47. Estas cifras van cambiando de forma frecuente, generalmente al alza con la incorporación de nuevas escalas programadas, aunque también se anulan a veces por cambios de programación de la compañía o mal tiempo. De hecho ahora mismo para la temporada de este año ya se prevén 62 desembarcos de cruceristas. Son dos menos de los que se realizaron durante 2019.

Según se desprende de la programación de Autoridad Portuaria, la temporada de cruceros de 2020 comprenderá del 18 de marzo («Europa 2», 226 metros de eslora) hasta el 8 de noviembre («Star Flyer», 116 metros), mientras que en 2021 empezaría algo más tarde, a mediados de abril, para acabar a finales de octubre. En ambos ejercicios el barco más grande previsto alcanza los 253 metros de eslora. Se trata del «Costa Victoria» en 2020 y del «AidaStella» el año que viene.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Mª Gràcia
Hace 1 día

I autoritat portuària que no s'entera de sa película.

Valoración:menosmas

yo mismo
Hace 1 día

Personalmente creo los barcos de mediana y pequeña eslora traen un visitante más interesante.....

Valoración:menosmas

República Bananera
Hace 3 días

Ducs d'Alba ja i cap a Ciutadella!!! S'ha d'aprofitar!!

Valoración:2menosmas

osiris
Hace 3 días

En verano muchos cruceros llegan a Mahón en domingo, lo he visto con frecuencia porque vivo por el centro de la ciudad, y creedme que es patético verles deambular sin rumbo y sin saber qué hacer, ya que casi todo está cerrado y no hay una rata por la calle excepto ellos mismos. Un domingo de verano a mediodía Mahón es como una ciudad fantasma y desierta. Y la imagen que se deben llevar estos cruceristas despistados después de patearse las calles más céntricas, es de una ciudad decrépita y decadente, con decenas de edificios antaño emblemáticos y señoriales, que actualmente se encuentran en un estado deplorable o algunos casi en ruina.

Valoración:13menosmas

Crític
Hace 3 días

Això no és un referendum sobre si es vol o no es vol que venguin... Només es diu que, atesa l'eslora dels vaixells, deixaran de fer escala al port de Maó. El turisme de creuer és cert que produeix un cert impacte: contaminació, deixalles, etc... Però per altra banda, també sol ser un turisme d'elevat poder adquisitiu i de curta durada, que és d'interès potencial per a molts sectors turístics. Si els megacreuers no poden entrar i maniobrar al port de Maó, potser, amb alguna adaptació, es puguin aturar a l'espigó de Ciutadella. A l'estiu, a més, sol fer bon temps a la mar i potser ho poguessin fer.

Valoración:12menosmas

andreu
Hace 3 días

Millor que no vinguin. Guanyen els restaurants (tirant molt amunt) però perdem tots. Mireu l'exemple de Palma o Barcelona.

Valoración:-12menosmas

javi
Hace 3 días

Esto va para Millor y Turand, me supongo que sois funcionarios.

Millor cuando viene un crucero aunque usted no lo vea por que esta en su mesa de funcionario, mueven una media de 10 autobuses que hacen visitas por toda menorca gastando donde se les lleva, alquilan cohes para visitar y aunque solo compren una botella de agua ya son mucha agua, por cierto es que le ayuntamiento no cobra por la recogida de basura o por el agua (que dudo que cargen tanques los barcos modernos ya llevan plantas potabilizadoras) es que no cobran por amarrar?, cuando usted vaya a pasar unos dias a barcelona tendria que cobrarle por la basura que genera y el agua que bebe por lo que dice. sin contar que cuando utiliza el avion contamina 3 veces mas que un barco. en cuanto a Turand cree usted que las grandes marcas comerciales de ropa estarian en una ciudad de 20.000 habitantes? Ellos viven de las ventas que hacen cuando viene un crucero no de nosotros.

Valoración:27menosmas

Joan
Hace 3 días

Luego nos quejaremos de que no hay empleo,etc..Vivimos del turismo,sin ello estamos muertos nosotros y el futuro de nuestros hijos.

Valoración:22menosmas

Mahon harbour
Hace 3 días

Una joya natural que para sí..muchos gobiernos quisieran..y qué hacemos nosotros..mirar para otros mares

Valoración:15menosmas

Millor
Hace 3 días

Aquests creuers contaminen moltíssim, deixen tones i tones de fems i s’enduen tones i tones d’aigua i a més de franc. I els turistes tenen tot inclós a bord i no deixen ni un euro. Millor que no venguin.

Valoración:15menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2