La Fundació pide al nuevo gerente mejor trato con los trabajadores

Los nuevos estatutos incluyen un perfil más exigente para una gerencia distinta

|

Valorar:
preload
Centro Carlos Mir de la Fundació per a Persones amb Discapacitat.

Centro Carlos Mir de la Fundació per a Persones amb Discapacitat.

28-02-2020Archivo

El pasado miércoles la Fundació de Persones amb Discapacitat de Menorca cesaba al que fue su gerente durante los últimos ocho años, Andreu Hernández. Una decisión que dividió a la Fundació en 2016, cuando estuvo al borde del cese y del que se salvó por siete abstenciones. Los nuevos estatutos establecen que quien ocupe el cargo de gerente, ahora denominado director administrativo y financiero debe constar de, entre otras atribuciones, «ilusión; interés en dirigir a personas; y un elevado nivel de inteligencia emocional».

Una necesidad ante el «crecimiento del número de servicios», y también del número de trabajadores, ya que, «hace menos de un año firmamos un acuerdo colectivo con nuestros trabajadores que son ya cerca de 200 personas», afirma Francisco Javier Blay, presidente de Down Menorca, que actúa como portavoz de todas las entidades integradas. Los nuevos estautos fueron aprobados en el Pleno del Consell de diciembre para establecer, «unos mínimos que tiene que cumplir el nuevo gerente, mínimos que no existían, con más motivación, una mejor relación con los trabajadores y toda una serie de competencias que en estos momentos no veíamos que se pudieran llevar a cabo con quien ocupaba el cargo», explica este miembro del patronato. Añade que «no es nada personal, sino que es el momento de crear nuevas estructuras, las antiguas no nos sirven ante un crecimiento abismal», dice refiriéndose a hace 12 años, cuando se creó la Fundació.

Nuevas funciones

La nueva figura de director administrativo también debe contar con otras atribuciones, como son, «la competencia profesional adquirida a través de formación superior de grado universitario y experiencia laboral», según establecen los estatutos en su capítulo III.

El personal es otra de las funciones de la nueva figura, en cuya materia deberá «ejercer la dirección general y desarrollar la gestión de personas», entre las que se incluye la de, «ser el interlocutor con los órganos de representación del personal».

Un camino nuevo para el que según afirma Francisco Javier Blay, «necesitamos dar un nuevo giro a la situación y afrontar el futuro con mayores garantías y mejor formación».

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Capone
Hace 27 días

La entidades de la Fundació sólo miran por ellas, no por los usuarios. Creo que este afán de protagonismo de los presidentes no es buena ni para ellos ni para la Fundació, huele un poco a Al Capone...

Valoración:1menosmas

Trabajadora
Hace un mes

Creo que el "Trabajador" está un poco quemado... es cierto que cobramos poco, pero al menos tenemos un empleo, aunque si que veria muy bien que se hiciera algun curso o se nos diera la oportunidad de mejorar nuestro futuro.... Creo que el cambio de director será bueno!!

Valoración:3menosmas

Hormiguita
Hace un mes

A ver si con la nueva directora se nota algún cambio. Creo que habrá gente que estará muy nerviosa. Mi experiencia es que algunos te tratan con desprecio, y otros con normalidad. Donde yo trabajo, creo que los usuarios estan muy bien tratados. Quizás los peor parados somos los que trabajamos. Pero creo en el vaso medio lleno. Suerte, directora.

Valoración:4menosmas

Treballador
Hace un mes

Dentro de la fundacion para personas con discapacidad hay dos grupos bien diferenciados. Unos es el de los que llaman usuarios, al que cuidan bien porque es lo que mas se ve, y otro muy diferente somos los discapacitados que trabajamos ahi. Nosotros no estamos nada contentos. Creemos que la fundacion tambien es para nosotros, pero NO, para nada! El trato no es correcto. Las otras personas que trabajan y no tienen discapacidad, nos ven y nos tratan como a inferiores. Muchas veces nos desprecian, o a nuestro trabajo (por cierto, no creo que haya ningun discapacitado que tenga un trabajo "de responsabilidad"), cobramos el minimo permitido y no nos dan la posibilidad de hacer algun curso interno que sirva para mejorar nuestras posibilidades economicas. Otra cosa a decir (porque lo sé por propios compañeros) es que te hacen expedientes cuando algo que hacemos no lo ven bien, incluso sancionan. Pero tampoco podemos nosotros decir nada de los "sanos" porque se usa en nuestra contra.

Valoración:11menosmas

Maria
Hace un mes

PERFECTE

Valoración:3menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1