El último rastreo del Consell reveló que la oferta ilegal en las plataformas supera a la legal | Gemma Andreu

21

La sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Balears (TSJB) que exime a Airbnb del pago de la sanción que le impuso el Govern por alojar oferta ilegal no ha hecho que el Consell desista de su intención de abrir expedientes sancionadores a las grandes plataformas del alquiler turístico, y de hecho aprovechará el fallo para afinar su estrategia y afrontar con mayores garantías el proceso contra estos gigantes del sector, según explicó este miércoles la directora insular de Ordenación Turística, Elena Costa, quien asegura que ya hicieron saber tanto al Consell de Eivissa, como al Govern –responsable de la ordenación turística de Mallorca– que no compartían la manera en que se habían iniciado los expedientes en las islas vecinas.

Desde el Consell habían apostado por la prudencia y de hecho todavía estaban trabajando en la recogida de pruebas para abrir esos expedientes. Ahora aseguran que la sentencia «lamentablemente viene a darnos la razón». La sentencia deja claro que no vale solo con denunciar que se exhiben anuncios sin número de registro o con un número falso, a pesar de que la Ley Turística permite sancionar por ese hecho. «Nos da pistas a la hora de explorar otras vías para ir contra las plataformas», asegura Costa. La máxima institución insular optará por otra vía, la de demostrar que esos anuncios se refieren a viviendas que no cumplen con los preceptos legales para ser alquiladas. En cualquier caso, el procedimiento seguirá su curso, sin menoscabo de las decisiones de carácter normativo que tome el Govern, para las que brindan su colaboración.

Desde el Consell recuerdan que esta batalla contra la oferta ilegal, con la que buscan garantizar que la oferta que cumple no se encuentre con una competencia desleal, no solo se centra en las plataformas, sino también en los propietarios. Es por ello que tienen intención de iniciar una campaña de inspecciones que se iba a anunciar antes de esta temporada y que mantienen a pesar de la crisis sanitaria.