Menorquins al món

«Si les dejan y hay vuelos los británicos viajarán»

Este joven ingeniero mahonés trabaja para Indra en la actualización de sistemas de control aéreo en Reino Unido, a donde llegó en 2016

| |

Valorar:
preload
Sergio junto a su novia Laura en una escapada a un lugar de la costa de Dorset. Al fondo, las formaciones rocosas conocidas como Old Harry Rock

Sergio junto a su novia Laura en una escapada a un lugar de la costa de Dorset. Al fondo, las formaciones rocosas conocidas como Old Harry Rock

La ficha

Lugar y año de nacimiento: Maó, 17 de enero de 1992

Formación académica: Ingeniero aeronáutico por la UPC

Ocupación actual: Trabaja para la empresa española Indra Sistemas en un proyecto sobre control de tráfico aéreo desarrollado para NATS (National Air Traffice Services)

Vive en: Southampton, al sur de Inglaterra

Su objetivo es: En el futuro inmediato, desarrollarme como profesional en Indra

Ni los ingleses son tan fríos como los pintan, ni España es un país tan malo, ni Reino Unido con sus cosas positivas es un paraíso, aunque ahora mismo no lo cambia por ningún otro lugar. Descubrir matices, toda esa escala de grises oculta bajo los prejuicios, fue una de las intenciones de este mahonés, Sergio Goñalons Olives, cuando se marchó, un septiembre de 2016, a Inglaterra.

Había completado la carrera de Ingeniería Aeronáutica y era el momento de probarse a sí mismo en el extranjero. Cursó un máster en Cranfield University, en Milton Keynes, y ahora, casi cuatro años después, reside en la conocida ciudad portuaria de Southampton, tristemente popularizada por la tragedia del RMS Titanic ya que de allí zarpó el transatlántico en abril de 1912.

Llegó para completar su formación y alargó su estancia durante años ¿por qué?

—Encontré un trabajo de mi sector. De hecho vine a hacer el máster porque Reino Unido es uno de los países más fuertes en el ámbito aeronáutico, eso fue un aliciente. Cuando terminé de estudiar mi idea era quedarme pero también estaba abierto a otras cosas, a volver o a ir a donde surgiera un trabajo.

Y firmó por una empresa española con sede en Inglaterra.

—Así es, Indra, una empresa de sistemas y tecnología con proyectos en todo el mundo, uno de ellos en Inglaterra, relacionado con el tráfico aéreo que es en el que yo trabajo. Una de las sedes está a 20 minutos en coche de donde vivo, en un business park muy cerca de Southampton.

¿En qué consiste el proyecto?

—Es un proyecto bastante amplio de renovación del sistema de control aéreo en Europa para unificar criterios, reducir gastos y emisiones contaminantes. El tráfico, hasta que irrumpió la pandemia del coronavirus, se incrementaba mucho cada año y era necesario modernizar todos estos sistemas. Hay que tener en cuenta que es un tema delicado, en el que los cambios se introducen poco a poco. Indra tiene un sistema que permite manejar tráfico aéreo de una manera más eficiente, rápida y visual, a base de información en tiempo real (trayectoria de aviones, condiciones meteorológicas...). Lo que hacemos es diseñar el sistema personalizado para los controladores ingleses, nuestro cliente es NATS, la empresa de aeropuertos y navegación aérea en Reino Unido.

¿Y su función es?

—Mi trabajo consiste en probar que lo que el cliente ha pedido funciona correctamente, ingeniero de test. Me siento delante de una pantalla y básicamente es pelearme con el sistema y comprobar que la información que se recibe es correcta, que cuando un controlador quiere, por ejemplo, cambiar la ruta de un avión, eso se cumple. Todo es a base de simulaciones para ver que el sistema se comporta como ellos esperan, hasta que se realiza una validación final con el cliente.

Es una gran responsabilidad.

—Sí, es algo con lo que no se puede hacer broma, pero precisamente hay diversas fases de pruebas y la responsabilidad no recae solo en una persona, hay etapas, se prueba un nivel, luego se valida con el siguiente, y se probaría en operación durante un tiempo muy limitado, se reduce al mínimo la posibilidad de un fallo humano.

Reino Unido encarga el sistema a una firma española y un menorquín está en ella. Es llamativo porque tenemos esa tendencia a pensar que vamos siempre por detrás...

—Sí, estoy totalmente de acuerdo con esa reflexión. Una empresa española vende un producto a un país en teoría más puntero tecnológicamente y de hecho, y para que sorprenda aún más, este mismo sistema pero adaptado a otros clientes se está vendiendo en Alemania, Lituania, Rumanía, Noruega y otros países; más o menos la mitad del espacio aéreo europeo usará en unos años un sistema de estas características elaborado por Indra.

En todas estas relaciones comerciales ¿influye el brexit?

—Cuando empecé a trabajar aquí era un tema de actualidad pero en la empresa siempre nos han transmitido que debemos estar tranquilos, que de momento no nos afecta, pero todavía hay mucha incertidumbre. Ahora con el añadido del coronavirus veremos, pero en principio el mensaje es que nuestro proyecto sigue adelante.

Mencionaba que el tráfico aéreo crecía hasta que llegó el parón de la covid-19. En su opinión ¿volverá a ser como antes?

—Nadie lo sabe pero yo creo que la vida tal y como la conocemos va a cambiar. Habrá qué ver cómo reacciona la gente ante la situación, si tienen ganas de viajar lejos o se va hacia un turismo más local, a no ser que se encuentre una vacuna, un tratamiento o el virus se debilite. Es un tema recurrente estos días y valoramos varios escenarios, en el más pesimista, que esto dure hasta finales de 2021, el proyecto cambiaría totalmente e incluso podría posponerse. Pero creo que lo más realista es pensar que a principios de 2021 habrá vacuna o tratamiento eficaz, o una mejor detección de la transmisión, y si se puede viajar sin riesgo, el tráfico aéreo se recuperará.

¿Cómo vive la pandemia en un país todavía con una alta tasa de contagios?

—Aquí primero optaron por no confinar pero rectificaron al ver la alta tasa de mortalidad. Estuvimos unas seis semanas de confinamiento pero permitían salir a hacer deporte una vez al día, a comprar, a cuidar de familiares, al hospital y al trabajo si no se podía teletrabajar. Eso fue lo más duro que tuvimos, pero luego se relajó y la verdad que sorprendía ver a la gente paseando como si no hubiera pandemia; aquí las mascarillas no son obligatorias en la calle o para ir a comprar, solo se recomiendan.

¿Han vuelto a la oficina?

—No, yo aún teletrabajo, hasta finales de año en principio, porque el funcionamiento ha sido bueno, las entregas se han cumplido y el rendimiento no se ha visto afectado. Mi empresa se ha comportado bien, ha primado la salud, de hecho nos mandaron a casa antes de que el Gobierno lo indicara. Yo no he dejado de trabajar en ningún momento, otros compañeros sí, por exigencias del proyecto. Sigo saliendo solo para lo estrictamente necesario. He preferido ser cauto, voy a comprar, a dar una vuelta por los alrededores y no me relaciono fuera de mi círculo.

Menorca, como destino turístico, está muy pendiente de lo que sucede en Inglaterra ¿cree que volverán a viajar?

—Conociendo un poco a la gente de aquí yo esperaría que sí, siempre que haya vuelos y España lo permita los británicos van a viajar. Como no se lo prohiban expresamente ellos saldrán. Eso va a ser muy bueno para Menorca siempre y cuando claro está que no traiga un rebrote. Yo mismo tengo billetes para agosto, lo compré en enero antes de que pasara todo esto, y ese es mi plan, hacer vacaciones, pero si no sucede nada claro, porque tampoco quieres viajar para luego estar encerrado.

¿Cómo resumiría su experiencia hasta hoy?

—Hay un poco de todo, bueno y malo, pero no cambio esa experiencia por nada. Es un tópico pero me ha ayudado a crecer como persona, a romper prejuicios, a valorar lo que tenía..., y a aprender que siempre hay oportunidades, en todos lados, si uno quiere.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Es gall de la Vall
Hace un mes

Aqui ni una mosca a no ser que vengan con un test hecho con ANTELACION en el pais de origen, y una vez aqui toma de temperatura

Valoración:menosmas

nes
Hace un mes

que ganas de complicarnos....k.dejen.de venir acaso.depemdemos.de los.ingleses?? los.empresarios solo "'kieren salvar la.temporada para poder.comprarse el.Mercedes del.año...si es mi k ni vengan los.ingles.maleducados estos..y esta clase.de.reportajes.si.sentidos.habiendo cosas.mas.importantes por decir

Valoración:0menosmas

Arnau
Hace un mes

Hasta lo que yo se, las encuestas hechas en países como Alemania o Reino Unido dicen que este verano solo un 15% de sus ciudadanos se atreven a ir al extranjero de vacaciones. Es lógico. Lo mismo nos pasa a nosotros...

Valoración:11menosmas

Arnau
Hace un mes

Hasta lo que yo se, las encuestas hechas en países como Alemania o Reino Unido dicen que este verano solo un 15% de sus ciudadanos se atreven a ir al extranjero de vacaciones. Es lógico. Lo mismo nos pasa a nosotros...

Valoración:2menosmas

Xuroi
Hace un mes

Lo de Aena es de traca. Pagar a gente todo el jornal sin haber ido a trabajar, como es posible?

Gente de mantenimiento teletrabajando???? Alguien me lo explica? Como se puede hacer?

Y lo del chico este, esta muy bien, pero decir que Indra tampoco es la Nasa,... Lo de los jefes de Aena,.... sin comentarios.

Valoración:0menosmas

Paco Sales
Hace un mes

Anims Sergio, una gran persona com els seus pares i germans. Segueix segueix treballant per millorar la seguretat aèria

Valoración:13menosmas

mnrk2015
Hace un mes

Sr, Jules, tema Aena, intocable,todos tele trabajo. Imagínense ustedes un señalero en teletrabajo? Llamados TOAM, nuevos tiempos. Trabajaron entre 3 y 4 días al mes, los últimos tres meses y cobrando el 100 % de su sueldo, al igual que personal de mantenimiento, TMA, que quitaron el nombre a los técnicos de mantenimiento aeronáutico y Aena llamo (técnico de mantenimiento aeroportuario). Personal de Aena en ERTE? 0 empleados. Imperio montado con dinero publico y que pagamos todos. En estos momentos tan críticos, quien se juega la vida? Contratas, cías aereas, limpieza, todos ellos con sueldos que no llegan a los mil euros, pero personal de Aena en casa, quejándose y a cuerpo de rey. Hipocresía , elevada a la máxima expresión, es asqueroso. Ramón Carreras, te dejo el turno de palabra. te defenderás? o no tienes argumentos? Seguro que no los tienes, aunque algo inventaras.

Valoración:2menosmas

mnrk2015
Hace un mes

Que si vendrán? pues claro, nos dan de comer. Queramos o no, nos dan de comer todo el año, existe una pandemia? si. Pero no nos moriremos de hambre, moriremos enfermos y en ese caso el gobierno no sera responsable. Plan perfecto. Gracias.

Valoración:-14menosmas

Jules
Hace un mes

Me cae bien el chico este, tiene criterio, se dedica a lo que ha estudiado por vocación. Los hay de otra pasta, que prefieren entrar en Aena, a ver si les cae la dirección de algún aeropuerto, sin criterio más que el de contentar a sus superiores, aunque lo que les manden vaya en contra de la idiosincrasia del aeropuerto que dirigen. Grande Sergio, no eres director de aeropuerto, pero eres libre, tú si que llegarás lejos...

Valoración:19menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1