Nuevos cierres de oficinas bancarias en Menorca

|

Valorar:
preload
Sucursal de Bankia ubicada en la plaza des Pins de Ciutadella, cerrada desde hace unos días.

Sucursal de Bankia ubicada en la plaza des Pins de Ciutadella, cerrada desde hace unos días.

Gemma Andreu

El paisaje urbano está en constante transformación y el ritmo se ha acelerado en los últimos años. La estructura comercial, acosada cada vez más por el comercio electrónico, está resultando clave en los cambios y dentro de ella, los negocios bancarios, que siempre han ocupado lugares estratégicos de la ciudad.

Esa es una de las razones por las que no pasa desapercibida la progresiva desaparición de sucursales. En pocos días han sido tres las que han cerrado, la de Bankia de la plaza Abu Umar de Maó y la de la plaza des Pins de Ciutadella y la del Banco de Sabadell en la calle Rosari de Maó.

Las dos primeras, que bajo la marca ‘Sa Nostra’ han estado tan vinculadas a la actividad económica de la Isla durante más de medio siglo, colgaron el cartel el día 3. La presencia física de Bankia en la Isla está formada ahora por ocho sucursales. La del Banco de Sabadell se limita ahora a una en Ciutadella y otra en Maó.

¿Por qué cierran las oficinas que siempre hemos visto en la plaza, en la esquina o en un lugar destacado de la calle? «Las entidades financieras analizan cada año su capacidad instalada y su dimensionamiento en relación con las necesidades de sus clientes. En nuestro caso, hemos cerrado 139 oficinas (en toda la geografía española), más o menos en la media anual de cierres de los últimos años», explican desde Bankia.

Se trata de una línea que ya no sorprende a nadie, una vez desaparecida la competencia de comienzos de siglo por tener mayor presencia en la calle. Las circunstancias han cambiado de forma sustancial, el avance de la digitalización ha implicado una mayor demanda de atención digital por parte del cliente en detrimento de la atención personalizada en la oficina, habitualmente con el empleado de siempre.

Este trato no ha desaparecido porque sigue habiendo operaciones que no se pueden realizar en línea, aunque esa relación ha adquirido una dimensión más especializada y se concentra en menos oficinas. En torno al 80 por ciento de las operaciones bancarias se realizan actualmente por internet.

La política de cierres seguirá vigente y reducirá más el número de oficinas, sobre todo en los principales núcleos de población, en los que la sucursal seguirá estando pero más lejos.

Sin embargo, en Menorca, al contrario de lo que ha sucedido en la Península, donde el éxodo bancario ha estado en consonancia demográfica, la presencia bancaria cubre todavía todas las poblaciones.

Desde Bankia se justifica esta tendencia en el cambio de hábitos de los clientes y en su manera de relacionarse con el banco, «hemos de adaptarnos» a esa situación cambiante, señalan, procurando evitar perjuicios en materia de empleo.

Personal

Bankia asegura que todo el personal de la oficinas cerradas ha sido recolocado «puesto que hay que seguir ofreciendo un servicio excelente a los clientes, sea cual fuere el canal a través del cual quieran relacionarse» explican, «no hay salida de profesionales de Bankia por esta situación».

El Banco de Sabadell no ha explicado las razones del cierre de la oficina del centro urbano de Maó, aunque es poco probable que difieran del conocido ajuste en el número de oficinas de atención a sus clientes.

En una década se ha pasado de un centenar a poco más de sesenta

Una decena de marcas y poco más de sesenta sucursales componen hoy la oferta bancaria de Menorca. Una década atrás, cuando la crisis comenzaba a horadar el sistema económico, había 109 oficinas en funcionamiento. El cierre de los últimos años es consecuencia de la política de empresas bancarias apoyadas en la revolución tecnológica que vive el mundo y que permite al cliente operar directamente desde sus cuentas a través de internet.

Comentar


Todos sus comentarios serán previamente moderados. Gracias por participar.

* Campos obligatorios
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

Sarcofago
Hace 21 días

Para que sirve un banco? Yo no lo quiero y me obligan a tenerlo.

Valoración:menosmas

Toni
Hace 22 días

Hace años era cliente, pero desde que fue a parar a Bankia, con Caja Madrid y toda la corrupcion del PP, los millones que les pagamos para salvar su banco, no quiero saber nada

Valoración:5menosmas

Nuria pons
Hace 22 días

Menorca es un desastre se convierte en un lugar para no ir todo caro poca calidad pocas tiendas y restaurantes buenos de lujo por ello es mejor optar islas griegas o ibiza la isla de capri o cerdegna son un paraíso sin igual. Menorca se come las migajas de Mallorca un horror

Valoración:-3menosmas

N€xus
Hace 22 días

Antes te estafaban presencialmente y ahora lo hacen virtualmente. Cámbialo todo, para que no cambie nada.

Valoración:12menosmas

Tomeu
Hace 22 días

En el Sabadell solo te atienden un rato por la mañana y con cita. Los clientes se agolpan en la calle protestando. Y si sumamos los rumores de que se hunde esta entidad, vale mas sacar tu dinero de ahí, me recuerda mucho a la extinguida CAM

Valoración:11menosmas

xxx
Hace 22 días

los bancos tambien tienen su manera de vengarse de los gobiernos que pretenden estruajrles, no les defiendo ,me parece mal que hay aun gente que no sabe como hacer operaciones ni presencialmente , habria que mantener un minimo de oficinas.

Valoración:16menosmas

Cesc
Hace 23 días

Cerrando oficinas, trato vergonzosamente mas impersonal y comisiones cada vez mas altas

Valoración:64menosmas

idò
Hace 23 días

Tendremos que sobrevivir con una paga del estado de las sobras que den las grandes tecnológicas y multimillonarios. Muchas pelis de ficción serán pronto más reales que nunca.

Valoración:26menosmas

Comisiones salvajes
Hace 23 días

El banco que antes era "Sa Nostra" pretendía cobrarme casi 200€ al año por mantener una cuenta en la que no hago un solo movimiento en todo el año. No tardé en cancelar la cuenta.

Valoración:69menosmas

Pepito grillo
Hace 23 días

Aún hay demasiadas oficinas bancarias abiertas, en mi opinión. Y también demasiados bancos diferentes. Hoy en día más del 95% de la operativa rutinaria de un cliente con su banco se puede realizar perfectamente online o en los cajeros automáticos. Yo personalmente apenas visito mi sucursal una o dos veces al año como mucho. Todavía hay muchísima gente que acude al banco sin necesidad, a hacer gestiones que no es necesario hacerlas de forma presencial en la oficina. Si yo fuese responsable de esos grandes bancos, cerraría más de la mitad de las sucursales que aún mantienen abiertas a día de hoy. Y esta vergüenza de prejubilar a los empleados de banca con 52-54 años, tiene que ser prohibida. Que trabajen cotizen hasta los 65-67 como todo el mundo, que tampoco se cansan mucho que digamos, trabajan bien vestidos y con calefacción en invierno y aire acondicionado en verano.

Valoración:-30menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2