XII Foro Menorca Illa del Rei

Víctor Madera: «Los menorquines han sabido conservar la esencia de su tierra»

|

Valorar:
preload

Nos juntó el destino «enmascarado» en el asiento colindante de un vuelo. Aún así le reconocí por su personalidad sosegada y tímida. Ayudaba a una señora francesa con sus dudas en entender los enlaces en su próximo vuelo, mientras al tiempo aupaba en el compartimento superior una maleta de otro pasajero. Ya sentado, le abordó con ilusión una antigua colaboradora suya que al reconocerle expresó su alegría.

Quedamos en vernos en Menorca y un buen día el matrimonio Madera me invitó a visitarles en una finca rural.

Me había perdido en los caminos campestres de Ciutadella y Madera salió a mi encuentro pedaleando. Parecía un chaval que había encontrado a su paso una bicicleta dejada por descuido apoyada en la pared de una tanca y salía raudo y veloz en auxilio. Pedaleaba rápido y miraba de vez en cuando hacia atrás a ver si le seguía.

En la casa un grupo numeroso de payeses preparaban la comida. El matrimonio Madera había organizado un encuentro con todos los que trabajan en las fincas que han adquirido. Todos han mantenido su trabajo y todos contribuirán a reactivar los cultivos y dar vida al campo de Menorca que le hace falta mucho más que un boca a boca.

¿Cómo conocisteis Menorca y qué os atrajo de ella?

—Hace muchos años vinimos en un viaje familiar. Nos llamó la atención la naturaleza y la conservación de sus playas. Es un rincón especial.

Esa imagen quedó en mi subconsciente y cuando volví años después se añadió a las antiguas impresiones, una nueva: la sensación de relajación total. Era como si el reloj se parara y pudiera volver de nuevo a relacionarme de verdad con la naturaleza.

Descubrí un patrimonio histórico y cultural abundante y de una belleza sutil y diferente. Me encantan los muros de piedra, sus barreras de ullastre y la visión de sus animales allí donde vas. La sensación de campo, historia y tradición. Puedo decir que me enamoré profundamente y que he contagiado a mi familia ese sentimiento.

El menorquín ha sabido conservar la esencia de su tierra a través de los años, algo que tiene mucho valor y que hay que intentar mantener.

¿Cuál es vuestro proyecto?

—Tenemos claro que hay que estar agradecidos a la vida por lo que nos ofrece, utilizarlo bien y generar riqueza, que no es lo mismo que enriquecerse. Creemos en la generosidad y en devolver, como poco, lo que uno recibe. La vida no tiene sentido si no la vivimos en observancia «al otro». Es nuestra filosofía de vida y que intentamos inculcar a nuestro hijos. Hay que pensar en las generaciones venideras. No es seguro que les dejaremos un mundo mejor pero al menos tener la tranquilidad de que hicimos lo posible, lo que está a nuestro alcance y sobre todo que ellos mismos persigan el mismo fin.

Entiendo que esta filosofía de vida es la que os movió a crear hace 12 años la Fundación Recover en África.

—Hemos de asumir la responsabilidad de la ayuda a las sociedades más desfavorecidas de una forma proactiva, generando con ellos un sistema de desarrollo no de limosna. Hemos de empoderarles en la salud y en la sanidad. El objetivo es construir hospitales, crear la telemedicina, la evaluación y el tratamiento de pacientes africanos en España así como la formación de profesionales africanos.

Madera, médico de formación, no es indiferente a la vida menorquina ni a los difíciles retos que nos marca la covid-19. Por ello y pese a su necesidad vital de pasar desapercibido, ha aceptado la invitación personal de Luis Alejandre a expresar su punto de vista en el Foro Illa del Rei que este año está llevando a cabo a través de las nuevas tecnologías de comunicación y de forma online. El tema del Foro «Menorca tras la covid-19» lo justifica. Víctor Madera es consciente de un antes y un después de esta pandemia que marcará una nueva forma de entender la sociedad, las relaciones y la vida.

El almuerzo sigue. El ambiente es distendido y animado. Tanto Madera como su esposa nos sirven y participan en la mesa. Les pregunto a los payeses por su perspectiva ante esta nueva etapa y claramente la ven con tremenda esperanza. Las fincas reviven, ellos mantienen sus trabajos y les da sentido. El campo cobrará su protagonismo. Se reconstruye la esencia.

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

Lógica
Hace un mes

El que gestionó la privatización de la sanidad en Madrid en el gobierno de ranas de Esperanza Aguirre. Mira como están ahora por el COVID19. Miedo me da.

Valoración:4menosmas

LALO
Hace un mes

Pues yo creo que tiene que ser una gran persona.

Valoración:3menosmas

lamo
Hace un mes

Efectivament, "Dona del camp", aquest senyor momes vol ses finques per fer aprofitar ses construccions per mes turistes al camp i momes vol els pagesos per que fagin de jardiners o de criats. Al camp de Menorca li importa un pitu.

Valoración:10menosmas

Pere
Hace un mes

Gracias Víctor!!

Valoración:7menosmas

Dona del camp
Hace un mes

El señor Madera, suena falso,los predios que ha comprado,son para hacer más agroturismos u hotel rural ( o sea más turismo) y tanto dinero ha ganado,con clínicas privadas y la salud de sus pacientes.

Valoración:7menosmas

Autonomo sin ayudas
Hace un mes

Efectivamente caminamos hacia un refugio de MULTIMILLONARIOS y el resto jardineros, reponedores de mercadona y demas grandes superficies, funcionarios, jubilados y profesionales de la politica. Toda iniciativa privada de poco calado y no dirigida por el PSM(MES) y los pseudofuncionarios del GOB no tiene cabida...¡¡menudo futuro!!

Valoración:28menosmas

Siusplay
Hace un mes

De entrada agradecer a la organización de este evento, por el formato y por los invitados y sus opiniones, y también a todos los que se preocupan de que sea un foro cultural con intención de enriquecer a la mentalidad menorquina. En mi opinión el turismo para Menorca es y sigue siendo el vértice principal de la economía, tanto en verano como inclusive en invierno. Sin desmerecer el resto de industria y comercios menorquines. El gran de reto, y ahora puede ser un punto de inflexión, es potenciar más que nunca el turismo de cara a la postvacuna. Pongamos la isla en el lugar que queremos que ocupe, un lugar para que cualquier turista cuando venga se vaya con ganas de volver. Y que todos los menorquines estemos orgullosos de ello. Y podamos vivir de eso. Controlemos el exceso de oferta, no masificación, si calidad en los servicios.

Valoración:9menosmas

Lamo de de sant Rupit
Hace un mes

Sr. Victor, si de verdad quiere a Menorca, hágase político, y podra comprobar que Menorca es "un infierno" analice como empresario que es su situación y verá porque todo está en venta, y sus 45.000 trabajadores, autónomos y empresas están en la, ruina y quiebra desde hace más de 40 años. Como le digo "hágase político" y podrá, comprobar lo expuesto y porque personas que dicen que es un paraíso, de buena fe como Vd. Que invertido en Menorca. Y verá que el título de Reserva de la Biosfera o talayotica, es una forma de vender Menorca, cuando de verdad es, "un infierno" para los Menorquines.

Valoración:17menosmas

Jesus
Hace un mes

Tu eres la prueba que los menorquines no hemos podido conservar nada

Valoración:18menosmas

Patógeno
Hace un mes

Cuida y restaura las propiedades y su entorno, da trabajo ¿Qué más queréis? Las casas si no se restauran quedan abandonadas y el paisaje es desolador.

Valoración:54menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3