Crisis del coronavirus

Golpe a la bisutería: Madrid y París cancelan sus ferias para septiembre

| |

Valorar:
preload

Entre diez o doce firmas bisuteras de Menorca se han quedado sin poder presentar sus colecciones, principalmente de cara a la próxima campaña navideña, debido a la cancelación de la feria Bisutex en Madrid. Este encuentro debía celebrarse del 17 al 20 de septiembre y era el pistoletazo de salida del calendario de ferias de otoño, junto con las citas Bijorhca y Who’s Next, ambas en París, y que también se han anulado. Los organizadores de estas muestras emplazan a los fabricantes a enero y febrero de 2021, a la espera de que el contexto económico sea más favorable y la pandemia de covid-19 esté controlada.

«El golpe es muy duro, teníamos tres ferias y se han caído las tres», declaró este miércoles José Moreno, presidente-portavoz de la comisión gestora de Sebime, la Asociación Española de Fabricantes de bisutería. Además desde el pasado febrero, cuando se celebró la última Bisutex en paralelo a Intergift, MadridJoya y la exposición de moda Momad, los fabricantes no han podido realizar ninguno de sus showrooms, que habitualmente celebran en hoteles y salas más reducidas para no perder el contacto con el mercado entre feria y feria.

Moreno afirma que las fábricas «se están esforzando a tope» para mantener presencia en internet, pero subrayó el papel fundamental que juegan las ferias como Bisutex en el negocio, «el punto de venta fuerte es la feria, para exponer y dar a conocer los productos pero también porque es donde se negocia con los clientes y se cierran los acuerdos».

El sector no es ajeno a la dura crisis que golpea la Isla a causa de la pandemia. La caída de las ventas en la industria de bisutería se cifra en torno al 50 o 60 por ciento en lo que va de año, aunque el portavoz de Sebime confía en que «lo más duro ha pasado».

Para no caer en el derrotismo asegura que se empieza a ver una tímida reactivación en mercados extranjeros como el alemán, el francés y el italiano; no así en el nacional que se encuentra «muy parado». Las empresas, que lograron que sus expedientes de regulación de empleo fueran reconocidos como de fuerza mayor por la covid-19 (no estaban obligadas al cierre pero sí el comercio, su cliente), han reincorporado ya a entre un 40 y un 50 por ciento de las plantillas. Ahora reclaman que esos ERTE se prolonguen hasta diciembre para poder resistir y encarar 2021 con la esperanza de una recuperación. El presidente-portavoz de Sebime recuerda que el trabajo de las fábricas bisuteras menorquinas «es muy artesanal» y por lo tanto «el coste laboral es importante». Moreno cree que si la Administración sigue en la línea de apoyo, con la extensión de los ERTE y medidas como las bonificaciones a la Seguridad Social «podremos aguantar hasta la temporada de enero-febrero de 2021».

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.