Aula de un centro sin alumnos desde marzo que se prepara para el regreso | Gemma Andreu

La Junta de Personal Docente no Universitario de Menorca ha anunciado medidas de protesta contra las condiciones de retorno a las aulas diseñadas por la Conselleria balear de Educación. Además inicia una recogida de firmas para asegurar una vuelta segura.

Respecto al escenario B (semipresencialidad a partir de segundo de ESO) dicen los que exige una gran inversión en recursos tecnológicos y docentes. Aseguran que hay muchos centros que carecende capacidad para ponerlo en marcha y la Conselleria tampoco ha aportado una dotación económica para hacerlo posible. No obstante, la Conselleria informaba justamente este viernes de que prestará 7.000 ordenadores a alumnos en situación vulnerable. Apunta el personal docente que existe una carencia de directrices claras para garantizar la salud del alumnado y del profesorado. Agrega que se estaba trabajando en el plan de contingencia de cada centro, por lo que no entienden que las instrucciones de principio de curso sean tan generalistas, «cuando estas han de figurar en los planes de cada centro», señalan los docentes. Además acusan a la Conselleria de silenciar a este colectivo, no convoca a sus representantes y no tiene cuenta su opinión pero sí la de otros agentes. Entre las condiciones mínimas que exigen para iniciar el curso en condiciones, destacan la ampliación de espacios y creación de infraestructuras educativas, dotación de recursos tecnológicos, la bajada general de ratios, más profesorado para garantizar la enseñanza semipresencial, negociar las las nuevas condiciones laborales que afectarán al profesorado y aplicar las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias.
docentesReivindicaciones