Crisis del coronavirus

Patronal y sindicatos creen que solo un porcentaje residual teletrabajará

|

Valorar:
preload

El decreto que regula el teletrabajo fue aprobado el martes por el Consejo de Ministros y publicado al día siguiente

Teletrabajar es un verbo que se ha incorporado al diccionario y, sobre todo, «un cambio de paradigma en las relaciones laborales de este país y en la metodología productiva», según la ministra de Trabajo Yolanda Díaz. El decreto que regula el teletrabajo fue aprobado el martes por el Consejo de Ministros y publicado al día siguiente, por lo que entrará e vigor durante la primera quincena de octubre.

Sin embargo, al margen de regulación, el teletrabajo es una realidad en aquellas empresas que lo iniciaron durante el confinamiento y, en función de las posibilidades y de acuerdo con la empresa, la mantienen. Ha arraigado en Menorca como en el resto de territorios y, sobre todo, ha atraído a la Isla a un número indeterminado de profesionales que ha encontrado aquí un lugar apropiado para realizar sus proyectos o tareas de supervisión.

«Este verano ha venido bastante gente y continúa teletrabajando desde aquí», comenta Antonio Soria, secretario de Comisiones Obreras. Algunas inmobiliarias aseguran que varias de las propiedades vendidas en verano tienen esa finalidad.

Soria es uno de los que considera que esta forma de trabajo tendrá una incidencia residual en Menorca. «Le veo poco recorrido, somos una economía de servicios», advierte José María Roqueta, de UGT, «está indicado para trabajos de oficina».

Gestorías, contabilidad, reservas hoteleras, bancos, funciones que se realizan íntegramente en ordenador son algunas de las tareas indicadas para el trabajo. «La hostelería, el comercio, los bares y restaurantes y todas las labores de puesta a punto y mantenimiento requieren presencia y trabajo in situ», reflexiona María García, secretaria de PIME.

Lo que se ha hecho hasta ahora ha venido impuesto por las circunstancias. Los requisitos que regula el decreto como el mínimo del 30 por ciento de la jornada, la aceptación voluntaria o la obligación de la empresa de hacerse cargo de equipos, herramientas, medios y consumibles, podría alterar la viabilidad de una opción que, en general y conocidos esos detalles, ha sido bien recibida por los trabajadores.

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

jciutadella
Hace 22 días

Pràcticament ningú llevat d'alguns funcionaris i a costa dels ciutadans desatesos.

Valoración:1menosmas

Joan Pera
Hace 22 días

Pero si son 4 y el cabo los del teletrabajo, cuanta bola le dan a ese sector mientras el de los servicios como turismo, restauración, obras, fontanería, electricista, y servicios varios de los que vive la isla ese sector que es verdaderamente el que importa se deja de lado..? Oigan dejen el teletrabajo a un lado, es un sector que viven como reyes y ahora incluso la luz, internet y demás servicios lo tendrán pagado... díganselo a un electricista o recepcionista de hotel que haga el teletrabajo des de su casa..!!! Los politicos y funcionarios viviendo en otra dimensión.... !!

Valoración:1menosmas

hayrichu
Hace 22 días

Entiendo que los trabajos realizados cara el público, construcción, etc, no se puede hacer teletrabajo. Pero en los que sí... Los empresaurios deberíais modernizaros un poco mentalmente y organizar el trabajo de cara a objetivos y proyectos, en vez de meter horas calentando la silla. Produciriais más, vuestros currelas estarían más contentos y podrían trabajar en casa si asi les viene mejor y asi no hace falta que esteis vigilando a ver si os curran... Pero nada, vosotros ahi con el reloj y el látigo vigilando.

Yo llevo muchos años trabajando para una empresa de Barcelona aqui en la isla y produzco más ahora que en la oficina, me gusta más mi curro, me organizo mejor el tiempo y pierdo menos día en transporte, comer fuera etc... y mis jefes estan más contentos.

Valoración:4menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1