Matadero de Ciutadella. | Josep Bagur Gomila

El PP de Menorca ha instado este jueves al Govern, al Consell de Menorca y al Ayuntamiento de Ciutadella a cerrar acuerdos institucionales para la construcción de un nuevo matadero insular en Ciutadella.

Con este objetivo, el Grupo Parlamentario del PP registró ayer miércoles una proposición no de ley cuya autora es la diputada y secretaria general del PP de Menorca, Asunción Pons, que será debatida en la Comisión de Economía del Parlament.

La propuesta también será defendida por el Grupo Municipal del PP de Ciutadella ante el Pleno del Ayuntamiento y a su vez, el Grupo Popular en el Consell de Menorca solicitará al Pleno de la institución que se implique en la búsqueda de soluciones satisfactorias para garantizar el servicio de trascendencia insular.

Asunción Pons ha apuntado que el matadero municipal de Ciutadella, que fue construido el 1969, concentra más del 80 por ciento de los sacrificios de Menorca.

En concreto, ha matizado que sus instalaciones acogen en el sacrificio anual de unos 50.000 animales, «pero con unas deficientes condiciones higiénico-sanitarias que han motivado la incoación de expedientes sancionadores de distintas administraciones, como el Gobernó, a través del departamento de Seguridad Alimentaria de la Dirección General de Salud Pública».

La diputada ha remarcado que el Grupo Municipal del PP de Ciutadella «ha denunciado reiteradamente esas deficiencias y falta de mantenimiento, el deterioro de las instalaciones, y también las irregularidades en la gestión del matadero, que han sido denunciadas a la Fiscalía, con la apertura de diligencias de investigación en sede judicial».

También ha expuesto que los informes encargados por la Conselleria de Salud y el Ayuntamiento concluyeron, en 2017, que se hallaba en una situación deplorable, con severas advertencias y recomendaciones sobre el estado del edificio, y el conjunto de los equipamientos, maquinaria e instalaciones.

«La única alternativa consiste en construir un nuevo matadero de ámbito insular, tal como ya se propuso y gestionó el 2009, pero no se llegó a realizar esta actuación», ha subrayado la parlamentaria autonómica del PP.

Pons ha señalado que el informe encargado por el Ayuntamiento de Ciutadella que denunció la obsolescencia de las instalaciones y el riesgo de accidente del personal cuantificó en 6,5 millones de euros el coste de las reparaciones y la adecuación de los equipos y del edificio en conjunto. «Una inversión de esta naturaleza justifica y exige la construcción de un nuevo matadero para Menorca, actuación que no se puede demorar», ha manifestado.

El informe municipal prevé un coste de cuatro millones de euros para el edificio de nueva planta, que se ubicaría en los mismos terrenos situados en es Camí Vell de Ciutadella, mientras que 2,5 millones de euros se destinarían a la construcción de una planta de biogás, con capacidad para tratar 14.000 toneladas, de las que un 10 por ciento serían de origen animal.

La diputada ha recordado que la Conselleria de Agricultura anunció, el 23 de septiembre pasado, la convocatoria de líneas de ayudas para el sector primario, y con carácter prioritario las destinada a apoyar los gastos corrientes de los mataderos y los proyectos de inversión en la mejora de sus instalaciones e infraestructuras.

«La Conselleria, que ha sido decisiva para mantener el matadero de Palma demostrar su sensibilidad por el sector agrícola-ganadero de Menorca, por lo que ha de incluir en los Presupuestos CAIB del 2021 la partida para redactar el proyecto y asumir con el Consell de Menorca la ejecución de esta inversión el 2022 y 2023», ha concluido.