Ruth Mateu, en uno de los momentos de la crisis del Govern por este caso

Més per Menorca celebró este jueves el archivo definitivo del caso de los contratos adjudicados al exdirector de campaña de Més per Mallorca Jaume Garau, en el cual se había implicado a los menorquines Ruth Mateu y Jaume Gomila. Reconoce esta formación su satisfacción por haberse constatado que «toda la trama orquestada contra el partido no haya tenido más recorrido y haya quedado en nada».

Los ecosoberanistas lamentan que el PP «haya utilizado la justicia para atacar al adversario en lugar de hacerlo a través de los canales políticos». Més per Menorca considera que el PP «tendría que dar explicaciones públicas y reconocer su vergonzosa actuación con la que pretendían denostar» a un rival político.

Es más, Més per Menorca exige responsabilidades a «quien haya aprovechado esta campaña» para obtener un rédito político. Sus críticas van hacia el PSOE y la presidenta Francina Armengol «por la desacertada gestión de la situación en aquel momento». Le exige que pida disculpas a los afectados, «es hora de reconocer que se equivocó poniendo en duda la honorabilidad de una parte de su propio equipo de gobierno».

Armengol forzó la salida de la consellera Ruth Mateu, lo que ocasionó que Més per Menorca optara por deja de formar parte del Govern balear.

Redes sociales

La propia Mateu reaccionó en redes sociales afirmando que «es un gran día» y que querría ver ahora su nombre en los titulares, como lo tuvo que ver tantas veces en su momento. Miquel Àngel Maria exigía también en redes que el PP pida perdón.