El nuevo reglamento impide la apertura de bingos en Menorca

El proyecto de decreto consolida la situación actual en Balears, sin opción de más licencias

| |

Valorar:
La Conselleria mantiene desde enero una moratoria en el sector del juego. En la imagen, una sala de Mallorca.

La Conselleria mantiene desde enero una moratoria en el sector del juego. En la imagen, una sala de Mallorca.

M.À. CAÑELLAS

El nuevo decreto para la regulación de los bingos que prepara la Conselleria de Transición Energética y Sectores Productivos impide la apertura de nuevos establecimientos en el Archipiélago. De este modo se consolida la situación actual, que en el caso concreto de Menorca es la ausencia de negocios de este tipo. Hay tres en Mallorca y uno en Eivissa. El proyecto de decreto se encuentra en estos momentos en periodo de exposición pública, previo a su aprobación.

En la disposición adicional quinta, se establece que las salas de bingo quedan limitadas a cuatro en las Islas, que son las que hay abiertas ahora, y se establece la distribución por islas, coincidente con la actual. La normativa supone consolidar la moratoria de apertura de establecimientos de juego para Balears que fue aprobada en enero por un periodo de dos años, como paso previo a una ordenación de un sector que estaba experimentando un importante auge. De hecho, la intención de la Conselleria es ir reduciendo el número de licencias y que para abrir un nuevo negocio deban haberse cursado antes tres bajas, según las últimas informaciones conocidas al respecto.

En la lista de salas de juego autorizadas de la Conselleria, actualizada a finales de julio, aparecen once establecimientos en la Isla: uno en Es Castell, cuatro en Ciutadella y seis en Maó. No obstante, en una de Ciutadella y otra de Maó se da cuenta de respectivas resoluciones de solicitud de renuncia por parte de sus propietarios. Otras estarían cerradas en estos momentos de forma temporal.

El decreto incluye importantes limitaciones en cuanto a la publicidad y a la ubicación de los locales. Establece que, de forma puntual, la Conselleria puede autorizar partidas de bingo en establecimientos de hosteleria u otras entidades en fechas señaladas. El precio del cartón no puede superar el medio euro, el horario tiene que ser inferior a tres horas y se debe anunciar previamente el destino de los ingresos. En estos momentos, las partidas de bingo en fechas señaladas en este tipo de locales están paralizadas con motivo de la pandemia.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.