Los ayuntamientos podrán prohibir nuevas plazas turísticas en los pueblos

El PTI les permite blindar zonas de los núcleos tradicionales contra nuevos establecimientos

|

Valorar:
Los planes municipales pueden frenar en seco el crecimiento turístico en los centros urbanos.

Los planes municipales pueden frenar en seco el crecimiento turístico en los centros urbanos.

Gemma Andreu

La revisión del Plan Territorial Insular da a los ayuntamientos la potestad de «delimitar zonas o ámbitos en el interior de los núcleos tradicionales (los pueblos y las urbanizaciones no turísticas) donde no se permitan nuevas plazas de alojamiento turístico en cualquier modalidad», ya sean en las distintas tipologías de establecimiento hotelero o en viviendas con licencia turística, en el caso de las urbanizaciones y núcleos excepcionales en los que se permite esta actividad (Es Murtar, Sa Mesquida, Es Grau, Cala Llonga, Cala Sant Esteve, Sa Farola, Son Oleo, Santandria y Fornells).

Así figura en el artículo 53 del texto normativo, en el que se especifican los motivos que pueden llevar a los ayuntamientos a aplicar su propia zonificación a través de la aprobación de modificaciones en sus planeamientos urbanísticos. Lo harán «al objeto de evitar la expulsión de población residente en esos núcleos tradicionales», así como la llamada suburbanización o residencialización de los espacios turísticos» y para garantizar la sostenibilidad de la utilización de las infraestructuras y redes existentes, el acceso a los equipamientos comunitarios, así como para velar por la preservación de la identidad y las tipologías edificatorias características de una zona.

En la práctica, la norma deja a la voluntad de los ayuntamientos poner freno a la expansión de la oferta turística en los pueblos. Cabe tener en cuenta que sobre todo en los centros urbanos de Maó y Ciutadella han proliferado en los últimos años los establecimientos de interior.

El nuevo PTI, por contra, suaviza (en relación al avance marzo de 2019) las condiciones de autorización de nuevas edificaciones destinadas a albergar nuevas plazas de alojamiento. Se mantiene la necesidad de incorporar una calificación energética de clase A, pero se reduce el nivel de autoconsumo, que antes exigía la autosuficiencia y ahora se queda en un 40 por ciento de las necesidades eléctricas anuales.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 1

Francisco de Asís Zumárraga
Hace 4 meses

Eso, que los menorquines no puedan competir en el mercado turístico mientras se califican terrenos para hoteles de los de fuera.

Valoración:6menosmas

Zaskaman
Hace 4 meses

Bien... una nueva forma de acabar de jodr la economía local... Estos politicos son unos cachondos... creen que los ciudadanos viven de chupar teta como ellos

Valoración:9menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 1