La nueva máquina, esate lunes en funcionamiento en el Carrer Nou | Ajuntament de Maó

11

Una nueva máquina fregadora-decapadora que realiza una desinfección más profunda de pavimentos a través de un sistema más ecológico ha sido la última adquisición del Ayuntamiento de Maó para el servicio de limpieza municipal.

El propósito de esta compra, presentada este lunes por el alcalde, Héctor Pons, y la teniente de alcaldía de Medio Ambiente, Conxa Juanola, es mejorar el servicio de limpieza de calles con aceras amplias como complemento al servicio actual de fregado de las vías públicas.

La máquina, con un coste de 231.000 euros, funciona a altas presiones y agua caliente que permite profundizar en la limpieza con un acabado prácticamente seco dada la aspiración del agua sucia que también realiza.

El vehículo contempla un ahorro del agua del 30%, en comparación a otras máquinas más antiguas que realizan las mismas funciones. Dispone de un sistema de expulsión de la polución e inspiración de los hidrocarburos incrustados. No utiliza productos químicos y tiene bajo consumo.

La inversión municipal para adquirir esta maquina se abonará en 8 anualidades a razón de 28.846 euros cada una. Se hará a través de la empresa concesionaria del servicio de limpieza, FCC.