La capacidad de carga náutica de las playas vírgenes es muy diverso en función de sus características. En Macarella y Macarelleta se permitirían 29 barcos | Josep Bagur Gomila

El estudio de carga náutica de las zonas de fondeo del Archipiélago encargado por Ports de les Illes Balears al Sistema d’Observació i Predicció Costaner (Socib) indica que las calas vírgenes de Menorca tienen un potencial máximo de anclaje libre de casi mil barcos al mismo tiempo. Supone aproximadamente un tercio del potencial total estimado para el litoral menorquín en cuanto a fondeos libres, es decir, sin tener que recurrir a la instalación de boyas ecológicas sobre los fondos de posidonia.

El potencial máximo de fondeos ha sido calculado en base a la superfície de fondo arenoso en el que es factible fondear en el litoral de cada una de las Islas, y que en el caso de Menorca suma 133,2 hectáreas. Por un lado, se han sumado los puntos de anclaje existentes en las calas donde esta actividad ya está regulada mediante autorizaciones o concesiones de la Demarcación de Costas, y que son en Menorca 995 distribuidos en 24 espacios.

En las calas donde no está regulado el fondeo y este es factible con la normativa actual (39), se ha realizado un cálculo en tres escenarios, en función de la distancia entre cada uno de estos fondeos. Para Menorca, desde Ports se aseguró en la rueda de prensa de presentación del estudio que cabía tener en cuenta la distancia más reducida, a tenor del tamaño habitual de las embarcaciones en la Isla, es decir, el número máximo de fondeos posibles. Aquí las esloras habituales son más bien pequeñas.

Así las cosas, en las 39 calas no reguladas de la Isla el estudio del Socib calcula que podrían llegar a fondear 2.115 embarcaciones con el escenario de 25 metros de distancia entre cada punto, que se reduciría a 542 si se dejaran 50 metros y a 240 con 75 metros. Algo menos de la mitad de este potencial máximo de fondeos, 923 puntos de anclaje, se concentran en las quince playas vírgenes que han sido contempladas en el estudio como aptas para el fondeo y donde los fondeos no están regulados.

228 en Algaiarens

La distribución de este potencial máximo de fondeos de embarcaciones por cala es muy desigual en estas playas vírgenes. Así las cosas, por ejemplo, en Cala Presili se estima que podrían tirar el ancla 182 barcos, cifra que sube hasta las 228 en Algairens. Por contra, en arenales muy concurridos como las playas de Macarella- Macarelleta o Turqueta el tope de fondeos se fija por el estudio de carácter científico (en ningún caso vinculante en cuanto a normativa) en 29 en cada uno de estos dos casos. En algunas playas, como la Cala d’en Cavaller o Cala Mitjana, el estudio del Socib solo entiende posible el fondeo sobre praderas de posidonia, lo que requeriría la previa instalación de las boyas ecológicas que ya funcionan en Illa d’en Colom o Fornells.

Si el foco se pone en las calas no reguladas urbanizadas, sobresalen los 362 fondeos que podrían coincidir sobre fondo arenoso en Son Bou, una playa de gran extensión que permite esta holgada cifra. En Cala Tirant el potencial máximo con la distancia mínima entre puntos de fondeo también rondan los 300.