Crisis del coronavirus

La regidora de Ciutadella optó por quedar fuera de la lista de vacunas

|

Valorar:
Visita a una usuaria de la residencia municipal de Ciutadella, con distancia de seguridad

Visita a una usuaria de la residencia municipal de Ciutadella, con distancia de seguridad

La concejala del área social de Ciutadella, Laura Anglada, asegura que la dirección del geriátrico municipal, de la que forma parte activa, en ningún momento se planteó incluirla en la lista de personas susceptibles de ser vacunadas de la covid-19. «Consideré que no era imprescindible». Tampoco desde la Conselleria de Salud se le formuló recomendación alguna al respecto, como sí hizo con el regidor mahonés Enric Mas, a quien finalmente se le inyectó el inmunizador, lo que ha generado numerosas críticas.

Maó y Ciutadella son los dos únicos municipios de la Isla que gestionan directamente sus respectivas residencias geriátricas, algo a lo que apeló el alcalde Héctor Pons para justificar la vacunación de Mas, puesto que esto conllevaría, afirmó, una mayor presencia del concejal responsable en sus dependencias. Prácticamente diaria, aseguró. El Ayuntamiento de Maó y la Conselleria de Salud insistieron el viernes en que Mas se había vacunado a instancias de una recomendación formulada por el organismo autonómico, por criterios puramente técnicos.

En cuanto a la residencia geriátrica de Ciutadella, Laura Anglada explica que desde Salud les solicitaron una lista de personal al que administrar las dosis, sin ninguna consideración específica sobre el papel de la concejala. Tampoco ésta elevó consulta alguna al respecto. No lo estimó oportuno y así procedió.

Menos visitas

También justificaron Maó y Salud que la presencia física de Mas en el geriátrico es constante, sobre todo con el reciente brote. Anglada, sin conocer al detalle ni entrar a valorar la labor de Mas, comenta que, con la pandemia, ha reducido su presencia física en la residencia, incluso las reuniones cara a cara con la dirección se llevan a cabo fuera de la misma. «Mi dedicación es constante y directa, ha aumentado con la pandemia. Estamos en contacto a diario, pero mis visitas presenciales se han reducido por coherencia con las medidas de precaución adoptadas», comenta. Remarca que su atención sobre la residencia es intensa y permanente. Anglada explica que entendió que las vacunas debían ser para los profesionales que mantienen un contacto más directo con las personas vulnerables, y esto pese a que «no estamos solo tras un ordenador».

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 2

cabot
Hace 3 meses

No hay que dejar pasar este tema. Tendremos enfermos de COVID que podrían haberse vacunado de no ser por el comportamiento miserable de estos personajes. Y es posible que algunos de ellos sufran consecuencias gravísimas. Por lo tanto, se debe llevar este asunto hasta sus últimas consecuencias, por vía judicial. No olvidar, perseguir, castigar. Y que no vuelva a suceder.

Valoración:8menosmas

Un Currante
Hace 3 meses

Pero quien esta al frente de la Conselleria de Salud de Menorca??? Que de la cara y explique porqué al Sr..Mas se le tenia que poner la vacuna cuando seguramente el sanitario que se la puso no la tenia puesta.

Valoración:19menosmas

Pepe
Hace 3 meses

Cromapons no arrimes el ascua a tu sardina porque el gobierno que apoya y ampara al concejal "vacunadito" es del PSM además del PSOE. Te toca esconderte en lugar de chulear.

Valoración:23menosmas

Tururu
Hace 3 meses

Salut i Gerent de s' hospital s'obliden una vegada mes de que Ciutadella te mes població, pero aquesta vegada BO es s'oblit, ja qué no son mes que uns favors indecents.

Valoración:17menosmas

Dra. Campbell
Hace 3 meses

Las residencias sanitarias y los centros privados han sido el auténtico COLADERO de la vacunación. El Ibsalut pedía una relación de “trabajadores” y ahí han entrado obispos, gerentes y directoras médicas que no todavía no se han acercado a un paciente con COVID, regidores, jubilados, amiguetes y demás personajes de dudosa catadura moral. Lo peor es que el Ibsalut ya lo sabía (hubo voces discrepantes) e incluso preparararon el argumentario: son imprescindibles, trabajan “codo a codo con los pacientes”, “han sido solo 5 casos aislados”, etc. Se deben creer que somos imbéciles y que todo vale. Que pataleen un poco, habrán pensado. Y la oposición, ¿qué dice? ¿Qué opina Ara Maó que presume de transparencia en su página web? ¿De verdad vamos a pasar página como si nada?

Valoración:42menosmas

favarixt
Hace 3 meses

Sempre dic lo mateix els politics al carrer,ma dona igual color,posicio,no tenen categoria per el carrec que tenen,son sirverguenses que viuen del poble ingnorant que vota sobra tot,

Valoración:28menosmas

Nuria
Hace 3 meses

Por fin una concejala sensata y coherente !! No como el de Mahón y su Alcalde tratando de justificar lo imposible .....Muy bien Laura bravo por ti , al otro se le debería caer la cara de vergüenza aunque dudo que tenga de eso !!

Valoración:57menosmas

Bep
Hace 3 meses

Na Laura sí que té dos dits de front

Valoración:77menosmas

Menorkinus
Hace 3 meses

Vamos a ver, si los residentes y trabajadores del geriátrico se vacunan de que los tiene que proteger el concejal de Mao vacunandose, si ya estan inmunizados todos? Esto no se aguanta por ningun lado, y el ayuntamiento y conselleria intentándolo justificar nos quieren tomar el pelo. Dimisión ya!! Y bien por Laura y su coherencia.

Valoración:95menosmas

Pepe
Hace 3 meses

Es la diferencia entre tener y no tener vergüenza

Valoración:97menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 2