El Mateu Orfila invierte un millón de euros en un nuevo TAC de última generación

|

Valorar:
Uno de los aparatos TAC del hospital Mateu Orfila

Uno de los aparatos TAC del hospital Mateu Orfila

GEMMA ANDREU

El Hospital Mateu Orfila ha adquirido un nuevo equipo para realizar TAC (tomografía axial computerizada), que entrará en funcionamiento el mes de marzo y que ha supuesto una inversión de un millón de euros, tal y como han informado este lunes desde el Área de Salud de Menorca.

En concreto, se trata de un modelo Canon Aquilion Prime de última generación, que permitirá «hacer estudios de radiodiagnóstico más avanzados y de gran calidad técnica, con un menor nivel de radiación para los pacientes».

La renovación del actual tomógrafo del hospital, con una antigüedad de más de 11 años, responde al objetivo del Servicio de Salud de ir incorporando los últimos adelantos en equipamiento de diagnóstico y tratamiento por imagen para facilitar la toma de decisiones clínicas a los profesionales.

El TAC es una técnica de diagnóstico por imagen en la que se utiliza la radiación X para obtener múltiples imágenes de cortes sucesivas con muy poco tiempo en una zona del cuerpo que se quiere analizar. Estas imágenes son después procesadas con un sistema informático.

Con el nuevo equipo, de 80 detectores y 160 cortes, se conseguirán imágenes de alta resolución de una manera mucho más rápida y reduciendo en más de un 80 por ciento las dosis de radiación en comparación a equipos convencionales y también el uso de líquido de contraste que se utiliza para determinadas pruebas.

A todas estas ventajas, se añade la posibilidad de ampliar el abanico de estudios diagnósticos que se pueden hacer con el nuevo equipamiento. La doctora Natividad Quirós, jefa del Servicio de Diagnóstico por Imagen del Hospital Mateu Orfila, explica que se mejorarán programas como las reconstrucciones óseas y de todo el organismo y se podrán hacer estudios vasculares y cardíacos que hasta ahora no estaban incluidos dentro de la cartera de servicios.

«A medida que los seis radiólogos del Servicio nos vayamos formando y adaptando en el manejo del nuevo TAC, podremos asumir más tipo de pruebas y reduciremos la derivación de pacientes al hospital de referencia de Son Espases», asegura Quirós.

Durante las cuatro semanas que está previsto que duren los trabajos de desmontaje del antiguo tomógrafo y el montaje y calibración del nuevo sistema, el hospital contará con un equipo de TAC portátil, suministrado por la misma empresa Canon, para poder atender toda la demanda de estos tipos de pruebas y no dejar desatendidos a los pacientes.

Este tomógrafo portátil está previsto que llegue este martes en barco al puerto de Maó y se transporte en su contenedor de unos 15 metros de longitud para colocarlo en la zona de la entrada exterior del bloque de CMA, Diálisis y Radioterapia del Hospital, con la ayuda de dos grúas articuladas.

Con motivo de los trabajos de colocación del contenedor, a partir de este lunes y durante unos días, no se podrá aparcar en un tramo junto a la acera de la fachada principal. En momentos puntuales se tendrá que cortar el tránsito, de manera que la circulación de vehículos en el interior del aparcamiento también se podrá ver afectada.

El transporte y alquiler de este equipo de TAC portátil tiene un coste de 21.345 euros. El hecho de que este tomógrafo provisional sea exactamente del mismo modelo que el nuevo equipo que ha comprado el Hospital permitirá avanzar el proceso de formación de los seis radiólogos y 16 de los técnicos TER y que el estreno del escáner definitivo sea a mediados de marzo.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.