El curso de bomberos se inicia este mes tras dos años de proceso selectivo

|

Valorar:
Salvo una semana fuera, las clases serán en los parques de Maó y Ciutadella

Salvo una semana fuera, las clases serán en los parques de Maó y Ciutadella

El curso formativo para los aspirantes a bomberos del Servicio de Prevención y Extinción de Incendios del Consell empezará, por fin, el próximo día 22, más de dos años después de que arrancara el interminable proceso selectivo para cubrir doce plazas de la bolsa de interinos.

Los servicios jurídicos de la institución insular resolvieron las impugnaciones de varios aspirantes a la valoración de méritos, y la presidenta del Consell, Susana Mora, en ausencia forzosa del conseller de Servicios Generales, José Pastrana, firmó la relación de los 18 primeros clasificados entre los 54 que habían superado todas las pruebas del proceso.

Estos 18 aspirantes aptos, una vez realizados los últimos test médicos, de esfuerzo, claustrofobia y vértigo, han quedado citados para el inicio del curso formativo el día 22 de este mes, a las 8.30 en el Parque de Bomberos de Maó. Entre ellos hay 17 hombres y una mujer, Julia Rita, que había quedado clasificada en primer lugar de la oposición hasta que se realizó una nueva valoración de méritos a causa de las impugnaciones para que no puntuaran los títulos superiores.

El curso forma parte de la oposición selectiva, por lo que la nota final que obtengan los aspirantes se sumará a las de las pruebas teóricas, físicas y al concurso de méritos para determinar la clasificación final. Como quiera que hay al menos 7 plazas vacantes en el servicio del Consell, los siete primeros clasificados se incorporarán directamente a los parques de Maó y Ciutadella para sumarse a las plantillas en cuanto finalicen el curso. El resto lo hará a medida que se vayan produciendo vacantes o se amplíe a la plantilla. Está previsto que el curso concluya durante la segunda quincena de junio, coincidiendo con el inicio del verano.

La etapa formativa consta de un total aproximado de 600 horas, divididas en tres fases. En la primera los aspirantes aprenderán sobre incendios, rescates y salvamentos, asistencia técnica y todo tipo de situaciones en las que intervienen los profesionales. Esta fase teórico-práctica tendrá una duración de 450 horas, hasta finales de abril.

Prácticas intensivas y guardias

Posteriormente los 18 candidatos se desplazarán a unas instalaciones de la Península con campos de fuego, todavía por determinar, donde realizarán prácticas intensivas en una formación de 35 horas, durante una semana de duración.

En la tercera fase los aspirantes a bomberos ya realizarán guardias a modo de prácticas en los parques de Maó y Ciudadella, acompañando a los profesionales en las intervenciones que deban realizar.

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

De momento no hay comentarios.