Antoni Carreras Torrent realizaba en Ecuador su actividad solidaria

6

Antoni Carreras Torrent (Maó, 1963) falleció este jueves en Ecuador, donde desarrollaba una labor solidaria, a través de Caritas y otras entidades, a favor de los más necesitados en aquel país.

Un fulminante fallo cardiaco provocó su inesperada muerte, que ha causado consternación y dolor entre sus allegados en Ecuador y sus familiares en Menorca.

Vinculado y comprometido con la Diócesis de Menorca, durante 16 años Antoni Carreras desempeñó las funciones de secretario general de Caritas en la Isla y ejerció como ecónomo diocesano durante seis años. Persona inquieta y emprendedora, también puso en marcha el Projecte Mestral y promovió el programa ‘Arbres d’Algendar’. Su trabajo solidario y sus iniciativas a favor del uso sostenible de los recursos y los espacios naturales menorquines motivaron que en 2016 fuera galardonado con el Premi Pere Prats de Medi Ambient 2016, convocado por el GOB-Menorca.

El jurado de esta distinción manifestó que «Antoni Carreras abrió una nueva etapa al impulsar programas que conjugaban la inserción laboral, la economía social y el medio ambiente».

Estos programas, gestionados desde Caritas Diocesana de Menorca, también posibilitaron la recuperación de espacios agrícolas singulares, que volvieron a cultivarse y pudieran dedicarse a la producción hortofrutícola, así como la conservación de patrimonio etnológico de gran valor.

Antoni Carreras, que contaba con una sólida formación en materia contable y financiera, también fue el promotor del ahorro ético en Menorca. Para ello colaboró y participó activamente en la implantación y puesta en marcha de Caixa Colonya en la Isla.

Atento a las demandas sociales, demostró su preocupación y sensibilidad por las precarias condiciones de trabajo en el Tercer Mundo con la apertura de las tiendas de ‘comercio justo’ y una constante implicación en la creación del Fòrum d’Entitats del Tercer Sector de Menorca.

Condolencia de la Diócesis

El fallecimiento de Antoni Carreras Torrent provocó impacto y pesar en la Diócesis. En nombre del Obispado, su vicario general, Gerard Villalonga, manifestó que «lamentamos sinceramente la muerte de este menorquín que tras una etapa de intensa actividad en la Iglesia insular ahora desarrollaba su compromiso solidario en países de América del Sur». Villalonga destacó que «Menorca hoy agradece los frutos que germinaron gracias al espíritu emprendedor de Carreras Torrent».