Crisis del coronavirus

Médicos de familia temen la vuelta a la cita presencial sin cribado previo

|

Valorar:
Usuarios en el mostrador de atención y en la sala de espera del centro de salud Dalt Sant Joan durante la pandemia

Usuarios en el mostrador de atención y en la sala de espera del centro de salud Dalt Sant Joan durante la pandemia

La apertura de las agendas a los pacientes, con la petición de citas sin el cribado telefónico que impuso la pandemia, significa para algunos profesionales un paso atrás en la gestión de las consultas de Atención Primaria. A partir del día 17 los usuarios podrán pedir cita por internet o por teléfono y, en este último caso, se les ofrecerá la posibilidad de resolver su problema con la llamada o si prefieren, se les apuntará para acudir de manera presencial a la consulta. Y la tercera vía será acudir al mostrador de admisión. En resumen, se regresará al sistema de siempre, muy demandado por los ciudadanos pero que en opinión de los médicos consultados por «Es Diari», implica perder la oportunidad de descongestionar, y que no lleguen al facultativo las cosas que, en realidad, no le compete o no puede resolver.

La atención telefónica, opinan, se podría mantener como método para cribar las citas, eso sí, con una estructura mucho más reforzada que la actual.

«La consulta telefónica como única herramienta es un mal plan, pero es muy útil para el cribado, que una persona del centro de salud te pueda orientar, gestionar la demanda y ayudar a los pacientes», afirma Elena Muñoz, médico de familia y presidenta de la Societat Balear de Medicina Familiar i Comunitària (Ibamfic), «pero para eso se necesitan más administrativos y más formados, si estamos cribando por teléfono médicos y enfermeros es doble trabajo».

El triaje telefónico, opina, es óptimo para «encauzar el problema» y ya que se había comenzado a potenciar y a experimentarlo debido a la pandemia de covid-19, «se podía haber apostado por filtrar y orientar al paciente, pero en lugar de eso se abren las agendas al ciudadano», manifiesta Muñoz, quien añade que «las visitas presenciales ya las tenemos, la diferencia es que a partir del lunes no van a ser filtradas por nadie». El triaje de centro, añade, es «lo que proponen los expertos, no yo» y requiere de recursos como administrativos de la salud «accesibles, que el paciente pueda hablar con él, no estar una semana esperando a que te llamen» y también la cooperación del farmacéutico comunitario. Para Muñoz, los porcentajes anunciados por el IB-Salut, al menos un 60 % de consultas presenciales y un 80 % en las de enfermería con la desescalada en los centros de salud, «me parece algo irrelevante, lo importante es el sistema, cómo se acoge al paciente, cómo se le orienta», recalca. En este mismo sentido se expresa el médico de familia y vicepresidente segundo de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen) en Balears Mateu Seguí. «Yo he sido muy crítico con la atención telefónica porque la gente lo ha pasado mal y tampoco ha sido comprensiva, porque los médicos hemos estado agobiados con las llamadas, con el agravante de la incertidumbre y la revisita al cabo de dos días, ha habido más trabajo y el bloqueo de las líneas, porque al final todos teníamos que llamar en las mismas franjas horarias», señala. Pero al mismo tiempo Seguí también es de la opinión que volver al sistema anterior «es una oportunidad perdida, no se ha aprovechado para adaptar las estructuras, más bien parece que se ha capeado el temporal durante un año y ahora se vuelve a lo mismo». El médico de Es Castell cree que se podría haber ido más allá, usar el teléfono para cuestiones burocráticas o dar resultados de analíticas es positivo, y también avanzar hacia la consulta telemática, «parece que el paso quería darse, nos pusieron pantallas nuevas, pero al final no se ha dado», y añade que es el futuro porque «hay gente que no quiere pasarse toda la mañana en el médico».

Al galeno le preocupa que puedan mezclarse pacientes y que llegue alguien a las consultas con síntomas encubiertos de coronavirus SARS-CoV-2, «ya veremos qué pasa el día 17, de momento la agenda es muy parecida a la que teníamos anteriormente y la parte telefónica se reduce al mínimo»

Comentar

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.

AnteriorSiguiente
Página 1 de 3

Amparo Martín
Hace un mes

Alexia,la S.Social de gratis nada que la pagamos cada mes y no es barata,¿o tú no la pagas?igual hay alguien que la paga por ti o te la regala y no te enteras de lo que cuesta.Antes de hablar,informante.

Valoración:menosmas

alaior
Hace un mes

Para Alexia , a una cosulta de S.S. nadie va gratis tenemos muchas consultas pagadas por anticipado te lo dice una autonoma que sabe muy bien lo que cuesta cada mes y es una vergüenza como llevan esto , que a mi me den un resultado de analitica por telefeono estupendo pero que a una señora muy mayor como es mi madre que ha tenido sus problemas la atiendan por telf. de diez dias en diez dias es indignante, es que el personal de urgencias es menos que los SEÑOR@S medicos? porque ellos si que tienen que atender.

Valoración:11menosmas
Photo

Jms87
Hace un mes

Alexia: Te doy la razon en parte. El problema es la lentitud y la pachorra. Las visitas telefonocas funcionarian si llamases, te pasasen con el medico y en el mismo momento te digese: tomate esto porque es algo menor o vente ahora y lo vemos!! El problema esque esto normalmento no tatda menos de dos semanas y es un cachondeo. Vale y ahi muchos que van por tonterias, pero y el que no?? Tiene que pasar todos los tramites densos hasta que la vea el medico en dos semanas cuando necesitava un medico el mismo dia o al siguiente. El problema es la extrema lentitud de la gestion del proceso

Valoración:15menosmas

¿Otra más???
Hace un mes

Atender telefónicamente en los centros de salud, es como la semiprensencialidad en los institutos.

Otra decisión de nuestros "iluminados" gobernantes...

En el resto de la península, con incidencias muy, pero que muy superiores a las de nuestras islas, la atención ha sido siempre presencial.

Este Gobern suma y sigue...

Valoración:9menosmas

bikeramazon
Hace un mes

Una verguenza!!. Podemos ir a Mercadona, Lidl... Lleno..no pasa nada. Pero no podemos ver un medico que nos controla como toca. Situacion unica en Europa.. Que verguenza y un aplauso a la profesionalidad del departamento de urgencias en el Hospital Orfila, que esta intentando aliviar el problema de inexistencia de medicos cabezeros presenciales... Como puede ser esto. No tenemos la peste. Los medicos cabeceros trabajan muchisimo en Europa y aqui.. Por telefono y encima lista de espera de semanas.. Quien a decidido esto. Increible.

Valoración:50menosmas

Menorquina
Hace un mes

¿No sabían cuando eligieron su profesión que iban a estar rodeados de enfermos? Si no querían, haberse dedicado a otra cosa.

Valoración:44menosmas

Eyen
Hace un mes

Alexia, lo que provocan las "visitas telefonicas", es que la gente se harte de esperar y acuda a urgencias, por cosas que podrían ser tratadas por un médico de familia. Y eso si es problemático. Si las urgencias siempre han estado congestionadas, ahora lo han estado más si cabe. Aunque luego también estaban los casos en que desde Urgencias te volvian a remitir a tu centro de salud. La paciencia de la gente, cuando está enferma (y cuando no lo está) tiene un límite

Valoración:83menosmas

Rafel
Hace un mes

Creo sinceramente que lo normal y lo logico es que podamos ir al medico,si hay que volver a la ansiada normalida como pregona el gobierno,que mejor que empezar con visitas presenciales.

Valoración:82menosmas

Ummagumma
Hace un mes

Alexia, guapetona, a mi pareja la estuvieron diagnosticando durante tres meses por teléfono, porque tenía muchísima tos cada día, diciéndole que eran reflujos. Hemos tenido que ir a la medicina privada para que por fin la hayan atendido y ya por fin saber que era. Por eso he hecho el comentario de antes de que atenderte por teléfono de algo relacionado con la salud es como llamar al tarot, yo digo lo que me sale de ahí y si acierto pues perfecto.

Valoración:77menosmas

Alexia
Hace un mes

El cribado telefónico ha funcionado muy bien hasta ahora y debería seguir así, porque si volvemos a lo de antes significa que encontraremos las consultas abarrotadas de gente esperando su turno, sin un asiento libre para sentarse. Seamos serios, la mitad de las consultas que a diario atienden los médicos de cabecera, se pueden solventar perfectamente por teléfono, porque se trata de asuntos menores y sin importancia en muchísimos casos. La gente se había acostumbrado todos estos años a acudir a la consulta porque sí, porque le duele un poco la cabeza o porque tiene un pequeño resfriado y un poquito de tos. Como es gratis, pues vamos a ver qué nos cuenta hoy el médico y a ver si me da alguna pastillita... Esto es así, no nos engañemos. Leyendo muchos comentarios parece que ahora queremos volver a las salas de espera saturadas de personas. Pues nada, a ver si así conseguimos volver a otra ola de covid, que parece que aún no hemos tenido bastante.

Valoración:-111menosmas
AnteriorSiguiente
Página 1 de 3