El PP ha solicitado al equipo de gobierno del Consell de Menorca que coordine y organice los dispositivos de seguridad en aquellos puntos de la isla susceptibles de aglomeraciones.

Los populares han acusado al ejecutivo de «imprevisión» en materia de seguridad y de mantener una actitud «negligente» en referencia a los controles sanitarios que se produjeron en la semana de Sant Joan. También han denunciado en un comunicado la «incapacidad» del consistorio de Ciutadella, así como Delegación del Gobierno.

Noticias relacionadas

Las consecuencias sanitarias y económicas de las aglomeraciones y macrobotellones de Ciutadella son para el principal partido de la oposición la demostración de la «imprescindible» elaboración de una acción coordinada entre Consell y ayuntamientos para prever concentraciones descontroladas de personas.

El conseller del PP Adolfo Vilafranca considera que hay que aprender de los errores. «En Ciutadella se ha demostrado la incapacidad del dispositivo de seguridad, la imprevisión en el cálculo de afluencia y concentración de personas, y que se han quebrantado todas las medidas de seguridad y control sanitario. Hay que evitar que se produzcan en otros municipios», ha señalado.

El PP ha presentado una propuesta de acuerdo para el próximo pleno de julio, con el reto que estos sucesos acontecidos en Sant Joan no se repitan el resto del verano en otras fechas que coincidan con fiestas patronales.