El «Volcán del Teide», amarrado el lunes en los muelles del Cós Nou de Maó. | Gemma Andreu

4

Trasmed ha comenzado esta semana a realizar su nueva conexión con Barcelona desde el puerto de Maó, que incorpora una parada intermedia en la localidad mallorquina de Alcúdia. De este modo se incrementa la competencia en los enlaces marítimos entre las dos islas, que hasta hace poco eran prácticamente operados en exclusiva por Baleària.

En estos momentos, la ruta entre Maó y Barcelona es operada por el barco «Volcán del Teide», con capacidad para 1.500 pasajeros y 1.800 metros lineales de carga. Este barco sale de la Ciudad Condal a las 22 horas y se detiene a las tres de la madrugada en Alcúdia, para amarrar a primera hora de la mañana (6.45) en los muelles del Cós Nou. Esto supone atender una de las demandas más habituales de los operadores logísticos de mercancías, para facilitar su entrega. Además, este enlace se produce en un momento en el que se están experimentando notables incrementos en el volumen de pasajeros entre Menorca y Mallorca, en detrimento del uso del avión.

El regreso a Barcelona se emprende a las 10 horas, con una escala en el puerto de Alcúdia a las 13.15 horas. Se trata de una ruta triangular que suple la directa entre Menorca y Catalunya que ha operado tradicionalmente entre estos dos destinos. La frecuencia es diaria. Durante el fin de semana el barco cambia, con la incorporación del «Ciudad de Palma» por cuestiones relacionadas con la operatividad, y también hay una modificación horaria en el regreso dominical, que se emprende a las 20 horas.

Cabe recordar que Trasmed es una nueva naviera del grupo Grimaldi que nace después de la adquisición de la histórica Trasmediterránea con el objetivo de establecer conexiones entre la Península y Balears. En el caso del puerto de Maó, también cubre la conexión con Valencia.

Otras incorporaciones

No es esta la única novedad que se ha producido en las últimas fechas en el transporte marítimo con la Isla. La compañía italiana GNV realizó hace una semana el desembarco en su nueva ruta marítima directa entre Ciutadella y Barcelona, y que hace escala en Palma en los trayectos de la Ciudad Condal al puerto menorquín.

Los trayectos se realizan con el ferry «M/n GNV Sealand», con capacidad para 880 personas y 195 vehículos. Los viajes desde Barcelona, con escala en Palma, tienen una duración de unas 15 horas y media hasta llegar al puerto de Son Blanc.

A comienzos de verano, la naviera alemana FRS se incorporó a la ruta entre los puertos de Ciutadella y Alcúdia, con un fast ferry de alta velocidad que realiza el trayecto en una hora y 15 minutos, con lo que se equipara a los buques más veloces de su competencia.