0

Seis ciudadanos de nacionalidad marroquí han sido detenidos por agentes de la Unidad Territorial de Costas de la Policía Local de Manacor. En total, los agentes han intervenido cinco kilogramos de hachís que, supuestamente, iban a ser distribuidos a consumidores en la zona de Cales de Mallorca. El servicio policial se llevó a cabo dentro de una serie de controles que se llevan a cabo de manera rutinaria en los accesos a núcleos urbanos del término municipal de Manacor y encuadrados en un operativo para reforzar la seguridad ciudadana.

Sobre las cuatro y media de la madrugada del pasado jueves, en el control que se había montado en el acceso a Cales de Mallorca, los policías dieron el alto a dos turismos. Pero ambos conductores hicieron caso omiso a las citadas señales de los policías, aceleraron e intentaron darse a la fuga. Cada uno de estos turismos fue perseguido por un vehículo policial y, poco tiempo después, los dos fueron interceptados. Llegaron más unidades y se procedió, primero, a identificar a los ocupantes de los dos coches, que eran un total de seis. Tres de ellos se identificaron en primera instancia; tienen entre 28 y 40 años y son de nacionalidad marroquí. Los otros tres estaban indocumentados en el momento de los arrestos, pero después se comprobó que se trata también de ciudadanos del mismo país. Los seis fueron trasladados a las dependencias policiales, donde se continuó con las diligencias del caso.

En los registros efectuados dentro de los dos coches se encontraron cinco kilogramos de hachis, tres kilos en un turismo y dos en otro.

Hace pocas semanas que la misma unidad ya intervino otros dos kilos de hachís. Por este motivo, parece claro que la gran actividad de la Unidad Territorial de Costas está impidiendo que se distribuyan por aquel núcleo turístico grandes cantidades de droga, en especial de hachís, que consumen sobre todo jóvenes y menores.