Central eléctrica del puerto de Maó | Gemma Andreu

20

El anunciado cambio de combustible que debía acabar con el uso del fuel en la central térmica de Maó está paralizado. El senador del Partido Popular, Cristóbal Marqués, ha constatado que pese a las mejoras prometidas para reconvertir la vieja central en una planta libre de fuel, primero, y con el gas como fuente de generación eléctrica, después, estas no se han materializado ni se espera que se hagan a corto o medio plazo.

La respuesta a una pregunta al respecto dirigida al Gobierno señala que hasta el momento no se ha iniciado ningún procedimiento competitivo en el que pudieran autorizarse inversiones asociadas a un cambio de combustible. La Dirección General de Política y Minas no ha recibido ninguna petición para la sustitución del combustible de fuel actualmente autorizado, tal y como reconoce el propio Ministerio a la pregunta del senador Marqués.

El político del PP denuncia ante esta situación «el juego de intereses e inactividad que están provocando tan excesivo desajuste entre las expectativas y la realidad». Recuerda Marqués que en marzo de 2019 se anunció para este año la conversión a gas de la central térmica con una inversión inicial de 27 millones de euros. La cadena logística para hacer posible el transporte tendría un coste de 12,8 millones anuales. La inversión, según se anunció, se recuperaría en los años siguientes a un ritmo de 9,5 millones.

«Las inversiones no han llegado y las promesas siguen sin cumplirse», indica Marqués, con el agravante de que la situación va para largo «porque ni siquiera han empezado los trámites para la mejora de infraestructuras de la energía en Menorca».

A pesar de que el vicepresidente del Govern, Juan Pedro Yllanes dijera en agosto que la negociación para el cambio de combustible estaba avanzada, al Gobierno no le consta, denuncia el senador.