Un operario de FCC, este miércoles, limpiando a presión el pavimento de la plaza Esplanada de Maó | Gemma Andreu

7

Los municipios afectados por los cuatro días de la huelga de basuras convocada por Comisiones Obreras en Mallorca y Menorca, entre ellos los de Maó, Alaior y Es Castell, adoptarán, en principio, una postura conjunta para determinar si penalizan a las empresas descontando de sus contratos los días en que no prestaron el servicio.

A última hora de la negociación entre patronales y sindicatos, la Federación de Entidades Locales de Balears (Felib), que ejerció como mediadora del conflicto recordó que los Ayuntamientos, así como marcan la normativa y los contratos vigentes, no pueden pagar a las empresas adjudicatarias los servicios que no se presten y que, en ningún caso, deciden si este coste se imputa al trabajador.

El sindicato convocante lamentó este último comunicado al entender que descontar los cuatro días repercutiría en los trabajadores que hicieron la huelga lo que podría dar lugar a nuevas medidas de presión.

Maó y Es Castell confirmaron este miércoles que la postura que adopten en este sentido irá en consonancia con la que decida la Felib que es la que lleva la negociación. Así lo confirmaron ambos ayuntamientos, a la espera de la resolución. En cuanto al de Alaior, ha puesto la cuestión en manos de sus servicios jurídicos.