El contrato en cuestión es para el diseño de la reforma de varias calles

4

El Ayuntamiento de Sant Lluís ha paralizado la licitación del contrato relativo a las labores de diseño de la reforma de las calles del centro ante las dudas que han planteado el Colegio Oficial de Arquitectos de Balears y el PP sobre su legalidad. Ambos entienden que el pliego de condiciones incumple la Ley de Contratos del Sector Público al valorar solo el precio de los trabajos, cuando se trata de una prestación de carácter intelectual.

La alcaldesa Carol Marquès mantiene que el concurso es correcto, pero que se opta por interrumpir el procedimiento para revisarlo y no tener que arrepentirse más adelante. La licitación estaba ya muy avanzada. Las cinco propuestas presentadas se valoraron a comienzos de octubre y solo estaba pendiente la ratificación de la adjudicación.

La Ley de Contratos establece que en los concursos para realizar tareas de carácter intelectual la parte económica solo puede ser el 49 por ciento de la puntuación total que determina el adjudicatario. El pliego de condiciones ahora en cuestión solo contempla este criterio económico. La discrepancia está en si es o no una labor intelectual la que se somete al proceso de licitación.

La posible anomalía fue detectada por el Colegio Oficial de Arquitectos de Balears, y puesta en conocimiento del Consistorio. Enric Taltavull, presidente de la Delegación de Menorca, explica que otras administraciones locales de la Isla han actuado de la misma manera. Interpreta que se incurre en esta irregularidad para acelerar los procesos y no quedar fuera de determinadas convocatorias de subvenciones. Taltavull asegura que este proceder es contrario a la ley y además supone un menosprecio para el arquitecto al no valorar su capacitación.

Por parte del PP, el concejal Pedro Tudurí advierte de que este error podría conllevar «que el concurso se declare nulo y se pierdan algunas subvenciones». Asegura que son varias ya las incidencias de este tipo que acumula el departamento del Ayuntamiento responsable de los contratos, «nos preguntamos en manos de quién estamos. Debe ser un error, pero el área tiene un responsable y los errores son continuos».