El Consell está dispuesto a reiniciar las obras del tramo Maó-Alaior sin esperar a la firma del convenio

13

Al Consell no le ha sentado bien el cambio de sistema que ha decidido el Gobierno para el convenio de carreteras, que ya no se firmará entre estas dos instituciones sino que pasará por el acuerdo entre el Ministerio y el Govern. De todas formas, la consellera Francesca Gomis confía en que se respetará el detalle de todos los acuerdos alcanzados entre Menorca y Madrid. El nuevo convenio estaba a punto para la firma. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana    contaba ya con las puntualizaciones del Consell sobre la propuesta inicial. Muchas son de detalle, como por ejemplo que los informes de Medio Ambiente los emite la comisión balear y no el propio Consell, pero otras son de más calado, como que el periodo de vigencia no sea de cinco sino de siete años y que el importe global pase de 19,5 a 22 millones de euros por el encarecimiento de los materiales, especialmente el asfalto.

Al día siguiente de que se presentaran los Presupuestos Generales del Estado y se descubriera que no se hacía referencia alguna al convenio de carreteras, la consellera Gomis solicitó una reunión urgente con    la responsable de Hacienda del Govern, Rosario Sánchez, con la participación de los otros consells. Todavía no ha recibido una respuesta. Quizás porque el Govern también necesita conocer cómo se va a pactar el convenio con la administración central.

Francesca Gomis insiste en lo que ha repetido varias veces, que el Consell está dispuesto a reiniciar las obras del tramo Maó-Alaior sin esperar a la firma del convenio, anticipando fondos propios. A priori    nadie teme que la financiación de las obras no se pueda llevar a cabo como estaba previsto, Pero es evidente que no se puede completar la reforma de la ‘general’ sin los recursos del Estado.