La nueva normalidad llega al aeropuerto de Menorca con expectativas de un invierno con un importante volumen de actividad | Josep Bagur Gomila

2

Las previsiones de AENA para la temporada de invierno en el aeropuerto de Menorca ofrecen buenas cifras globales y una mala noticia. En cuanto a los números, tanto las plazas como las operaciones programadas ahora mismo entre el 27 de octubre y el 28 de marzo aumentan en la Isla un 19 por ciento en relación a la oferta de la temporada baja de 2019. El lunar es que entre tanto vuelo y tanto asiento no hay ni un solo trayecto internacional. De momento, se cae la ruta con Londres que ha tenido la Isla con cierta asiduidad, a veces gracias al estímulo económico de la administración pública.

AENA informó este martes que en estos cinco meses de menor actividad turística se prevén, a expensas de los constantes cambios por parte de las compañías, ‪668.000 plazas para volar con el aeropuerto de Menorca. Un 19 por ciento más que en 2019. Todas ellas repartidas en 5.400 vuelos nacionales, con un aumento del 19,9 por ciento.

Incertidumbre

Desde AENA advierten, no obstante, que «el grado de incertidumbre sigue siendo muy elevado, ya que las compañías pueden someter a cambios significativos su programación». Por otra parte, recuerda el órgano gestor de los aeropuertos que en la temporada de invierno de 2019 las dos últimas semanas de marzo tuvieron muy poca actividad, lo que influye a la hora de realizar las comparaciones.

En cuanto al mercado nacional, que si nada cambia será el único en Menorca en invierno, cabe recordar que el Govern ha empezado a establecer acuerdos de comarketing con compañías para garantizar que mantienen un cierto volumen de conectividad en temporada baja. En cuanto al internacional, la presidenta del Consell, Susana Mora, anunció a finales de septiembre que se trabajaba con diversas aerolíneas para disponer de una ruta con Londres. De momento, la previsión de AENA no refleja avances efectivos.

El incremento de las plazas programadas es una tendencia generalizada. En el conjunto de España es del 4,2 por ciento, que se eleva a un 9 por ciento en las rutas domésticas. Para Balears las estimaciones son más optimistas. Para Palma se contempla un 15 por ciento de asientos más, para alcanzar los 3,9 millones en el mercado nacional y los 2,7 millones en el internacional. Eivissa aumenta un 25 por ciento su actividad prevista en relación al invierno de 2019, con 1,5 millones de asientos dentro de España y 150.000 con otros países.