Daniel Serratore, con la pantalla abierta del ‘marketplace’ Xuroa | Gemma Andreu

4

Xuroa.com es la apuesta de los comerciantes de Acome para impulsar las ventas por internet. Aunque el proyecto todavía no llega a los dos años, cuenta con nueve mil referencias, una línea de «Fet a Menorca» y un esperanzador crecimiento de operaciones.

Daniel Serratore es el coordinador de Xuroa. Será ponente este jueves en el IV Foro Ascome, que se celebra a las 20.30 horas en la sala de actos de PIME, en la sede de Ciutadella.

El Foro lleva por título «El futuro de las tiendas tras la covid». En ese futuro se plantea el reto digital y la importancia de la tienda física. Contará con las intervenciones de Celestino Martínez, consultor especializado, Yola Febrer, creadora de la empresa Ansa per Ansa, y del propio Daniel Serratore, con la participación como moderador de Josep Pons Fraga, editor de «Es Diari». El presidente de Ascome, Vicente Cajuso, principal impulsor de este encuentro de formación y debate, abrirá el Foro. Siempre se ha definido partadario de buscar el equilibrio entre la venta en una tienda física y los planes digitales.

Daniel Serratore (Buenos Aires, 39 años) ejerció el periodismo en su ciudad de nacimiento. Llegó a Menorca en 2012 y ha trabajado principalmente en programación y proyectos web.

¿Cómo nació Xuroa?

—Desde el boom global del comercio electrónico, los comercios y empresas locales empezaron a sufrir un fuerte impacto. Muchos de ellos, por la dificultad que supone digitalizarse (inversión de dinero, tiempo, conocimiento, logística, etc..). Ante esta realidad Ascome analizó la opción de crear una plataforma en formato marketplace y apostó por ella. La idea es dar a sus asociados un canal más para digitalizarse con las mayores facilidades posibles.

Nos puede describir cómo es esta plataforma de venta. ¿Cumple lo que se espera de un marketplace?

—Es una plataforma multitienda, es decir que múltiples tiendas venden a través del mismo canal, dándole así un gran abanico de opciones al cliente. En una misma compra, un cliente puede comprar a cuatro tiendas distintas, por ejemplo. En Xuroa todos los comercios adheridos pueden vender sus productos y promocionar sus comercios de una forma sencilla y muy económica en comparación con un emprendimiento propio. Un marketplace es una plataforma intermediaria entre vendedores y compradores, por lo tanto sí que Xuroa reúne esas características.

¿Cuál ha sido la respuesta de los pequeños y medianos comercios de la Isla?

—Actualmente hay cerca de 90 comercios adheridos, y muy pronto se llegará al centenar. La respuesta es positiva, los comercios van entendiendo, a diferentes velocidades, que el mundo ha cambiado y el comercio electrónico llegó para quedarse.

¿Están preparados los comercios de la Isla para afrontar el reto digital?

—Hay de todo, pero sí que en Menorca existen muchos que aún no se convencen de la necesidad de digitalizarse, más tarde o más temprano. Y además de digitalizarse, también está la necesidad de formarse más, salvo que tengan mucho dinero para delegar en profesionales, pero no es el caso de la mayoría. Esa es otra de las ventajas de Xuroa, es una alternativa que le permite al comercio ahorrar dinero, tiempo y dolores de cabeza.

Antes se consideraba que la venta online era un complemento de la tienda física. ¿Ha cambiado esa visión?

—Sí ha cambiado, aunque sigue dependiendo del objetivo que cada comercio tenga. La gran pegunta es ¿por qué me quiero digitalizar? Hoy en día, si un comercio lo desea, puede hacer que su web acabe siendo incluso más importante que su tienda física, en términos de facturación. Por supuesto, no es solo desearlo, es hacer un gran trabajo detrás. Pero hoy me animo a decir que con un buen plan y una buena ejecución, la venta online puede acabar siendo la fuente de ingresos principal de un comercio.

¿Cuáles son los productos que mejor se venden a través de Xuroa?

—Los sectores que más venden hoy son moda y complementos, alimentación, deportes, hogar y electrónica. Actualmente la plataforma tiene 9.000 productos y estamos trabajando para añadir muchos más.

Describa algunos ejemplos de éxito

—Hay dos comercios que venden mucho calzado, y sobre todo a la Península. Uno se especializa en calzado infantil y el otro es genérico. Otro comercio también vende hacia el exterior, mucha alimentación típica de Menorca. Estos son ejemplos de éxito todo el año.

¿Cuál es el perfil del cliente mayoritario?

—Casi el 80% de las ventas son hacia la Península, principalmente Catalunya y País Vasco, aunque se vende en casi todo el territorio español. Predomina un público femenino, de entre 30 y 45 años. Sin embargo, también hay clientes de todos los perfiles.

En la venta digital no basta tener un buen producto, hay otras cuestiones importantes, como la logística para dar un buen servicio. En este aspecto, ¿ayuda la actividad de Xuroa a que la tienda local se transforme?

—Xuroa ayuda muchísimo, ya que los portes son totalmente gratuitos. Eso permite que una persona pueda comprar en Xuroa a diferentes tiendas sin gastar un solo euro de portes. Es un gran beneficio para la tienda local ya que favorece la decisión de compra.

La combinación entre tienda física y tienda digital ¿es el modelo perfecto?

—Hoy en día sí, sin duda. Pero insisto en que será perfecto siempre que se tenga un buen plan y se ejecute bien. Montar es fácil, funcionar no tanto.

En Xuroa han abierto una línea de «Fet a Menorca». ¿Se trata de aprovechar el atractivo de la marca ‘Menorca’? ¿Funciona?

—Sí, se ha lanzado hace pocos días esta nueva sección. Efectivamente, la marca Menorca es muy fuerte y valorada en el exterior, y «Fet a Menorca» busca impulsar, publicitar, promocionar y vender el producto local. Estamos convencidos de que teniendo el compromiso de los comercios funcionará muy bien.

¿Cuál sería su consejo para un comerciante local que se plantea impulsar sus ventas on line?

—Animo a que todo comercio lo haga, pero que se informe y planifique antes de invertir. En mi actividad veo a menudo que muchos comercios gastan recursos en digitalizarse sin una planificación previa y luego es dinero tirado. El éxito de una tienda online depende de los mismos factores que una tienda física: qué voy a vender, a quién se lo voy a vender, cómo lo voy a vender, cómo me encontrarán y quizá la más importante: ¿por qué me lo comprarán a mí y no a otro? Este es el desafío.