Molino a la entrada de Sant Lluís.

4

El Ayuntamiento de Sant Lluís ya sabe dónde invertirá los 1000.000 euros que tenía consignados en el proyecto de presupuestos participativos de este año. Las obras elegidas son la ampliación parcial del carril bici entre Sant Lluís y Alcalfar, la eliminación de barreras arquitectónicas haciendo rampas en los pasos de peatones, la creación de zonas de sombra en Es Cós y la prolongación del carril para bicis y peatones de Cala Torret a Biniancolla.

Cada una de estas actuaciones tiene un coste estimado de 25.000 euros, el máximo permitido en la convocatoria. En total han participado en el proceso 333 vecinos de Sant Lluís, todos ellos empadronados en el municipio y de más de 16 años. Cada uno podía elegir hasta tres proyectos a financiar y en total se han contabilizado 962 votos.

Se han quedado a las puertas de obtener financiación otras iniciativas como la instalación de un rocódromo infantil, las mejoras en la Plaça Nova, la iluminación del Camí des Moro o la renovación del pipicán de Circuit Natural ySa Garrigueta. Tampoco ha salido adelante, pese a obtener 37 votos, la creación de un «hotel para abejas» presupuestado en 2.000 euros.

El proyecto más votado, la ampliación del carril bici entre Sant Lluís yAlcalfar, no podrá completarse al ser insuficientes los 25.000 euros consignados. Por tanto, se dará prioridad a la mejora de la conexión con los núcleos rurales y de los cruces más peligrosos para ciclistas y peatones. El Ayuntamiento necesitará la autorización del Consell, competente en esta carretera, para llevar a cabo la actuación.

En cuanto a las zonas de sombras para Es Cós, se plantea sembrar pequeños árboles en jardineras, pero se ha descartado por motivos técnicos la instalación de toldos como se preveía inicialmente en la propuesta para dinamizar comercialmente esta vía.