La vacunación ha tomado impulso | Gemma Andreu

34

La vacunación vuelve a recuperar el ritmo porque en las últimas semanas se han unido aquellos que habían pospuesto inmunizarse –y a los que el pasaporte covid les ha hecho cambiar de idea–,    con las personas que ya reciben la tercera dosis. Pero sobre todo ha sido la implantación del green pass para poder entrar en restaurantes, ocio nocturno, cines y gimnasios lo que ha hecho elevar el número de primeras dosis administradas en Menorca que, sin llegar a las colas y aglomeraciones vividas en otras comunidades o, sin ir más lejos, en Mallorca, sí ha triplicado las vacunas puestas en la última semana con respecto a las inoculaciones que eran normales a mediados de noviembre.

El anuncio de la implantación del pase covid y su posterior aprobación por el Govern, tras el aval de la justicia, para tener un mínimo de vida social ha sido una palanca que ha reactivado la campaña de vacunación, que avanzaba lentamente y ganaba pocos recién inmunizados en los últimos meses.

Noticias relacionadas

En la semana del 29 de noviembre al 5 de diciembre, con la puesta en marcha del pase covid el sábado día 4, se vacunaron con la primera dosis un total de 389 personas en Menorca, tres veces más que las que decidieron inmunizarse entre el 15 y el 21 de noviembre, que fueron 123.De hecho, el mero debate público y en los medios informativos sobre la implantación del certificado se empezó a notar la semana previa a que se hiciera realidad su exigencia, entre los días 22 y 28 del mes pasado ya subió la vacunación con 228 primeras dosis. Durante las últimas semanas de octubre y a principios de noviembre la media de primeras inyecciones rondaba las 150, con algunos días que incluso no se alcanzaba el centenar de nuevos vacunados. El grueso de la campaña se había concentrado hasta ahora en las dosis adicionales o de refuerzo, primero en las personas mayores y después en los profesionales sanitarios de primera línea, que fueron los primeros en pincharse la vacuna y podían empezar a notar una bajada en su inmunidad frente a la covid-19.

En el conjunto de Balears casi 5.000 ciudadanos acudieron la semana pasada a los distintos puntos de vacunación para recibir la primera dosis de la vacuna. Todos ellos deberán regresar a por una segunda dosis para obtener el certificado de vacunación contra la covid-19, que les permitirá el acceso a establecimientos de restauración, obligación de la que finalmente han quedado excluidos los bares y cafeterías. Muchas personas ya tienen el tiempo justo para llegar a los compromisos y celebraciones de Navidad y los días antes con la pauta completa.