El paro se ha reducido un 30 por ciento en un año y la cifra de desempleados es la más baja de la última década | Gemma Andreu

Menorca cuenta con 27.835 trabajadores afiliados a la Seguridad Social, la cifra más alta de un mes de diciembre. Supera el dato del último año prepandemia y los periodos precedentes. El resto de indicadores laborales muestran también una tendencia positiva.     

La variación interanual es del 5,1 por ciento y en todos los sectores presenta signo positivo, en particular en la hotelería y resto del sector servicios. La afiliación indefinida se ha mantenido constante además desde el comienzo de la pandemia, circunstancia que consolida la tendencia al alza de la afiliación.   

En lógica contrapartida, el paro, con 309 personas menos que el mes anterior, se ha situado en la cota más baja conocida a final de año. Es el mejor dato desde 2007 en un mes que, junto con el de enero, vienen marcados siempre como los de menor actividad económica. Respecto al año anterior son 1.796 personas menos en las listas del desempleo.

La caída interanual se sitúa, así, en el 30 por ciento y es la variación más alta de las Islas, «Menorca es ahora mismo uno de los territorios con mayor capacidad de reactivación», señala Llorenç Pou, director general    de Trabajo.   

La tasa de paro administrativo se sitúa, dato balear, en el 11,3 por ciento, dos puntos por debajo de la media nacional.

Noticias relacionadas

Por sectores, la contratación aumentó en todos desde la perspectiva interanual un 19,3 por ciento, pero cayó siete puntos respecto a noviembre, un freno relacionado quizás con el empeoramiento de la crisis sanitaria.       

Paso firme

«Los datos son los que son y señalan una recuperación económica con paso firme», destaca el conseller balear de Modelo Económico, Iago Negueruela, quien destaca que es el séptimo mes consecutivo con indicadores positivos de creación de empleo, ámbito que lidera Balears en el conjunto nacional.

Sobre los «mejores registros históricos de afiliación en un mes de diciembre», llama la atención sobre la fortaleza de la economía no turística de las Islas y su capacidad para crear empleo, ceñida antes a la actividad turística, también en invierno.

La mejoría de los datos en apenas un año la atribuye en parte a la política de protección llevada a cabo. El porcentaje de trabajadores demandantes de empleo inscritos en el SOIB que se benefician de alguna ayuda se situó a finales de año en el 64,6 por ciento. Son 86.281 personas con cobertura.   

Junio

El resultado global positivo del año se debe a una reactivación paulatina, que se aceleró a partir de junio. De hecho, en mayo el paro era un 93,7 por ciento superior a ese mismo mes de dos años antes. La actividad económica, en particular la hostelería, había sufrido restricciones hasta entonces, incluida Semana Santa.     

La reactivación por la extensión de la vacuna entre la población y el turismo. Ello explica que se ha llegado a final de año con una tendencia positiva, que, según la visión optimista del conseller Negueruela, no va a detenerse. Entre otros, echa mano de los datos del turismo, ya que Balears lidera en España el acumulado anual tanto en la llegada de turistas como en gasto turístico.